Definición y Que Es
Oferente

La palabra oferente es un término que aunque no presenta un uso diario en nuestro idioma, es el que hacemos o usamos cuando queremos indicarle a ese individuo que muestra la acción de ofrecer algo. Mientras tanto, en el ámbito religioso es uno de los contextos en los que el término se usa más, para dar cuenta de lo que entrega o una ofrenda religiosa.

Oferente

Una ofrenda será el regalo que el oferente le dé a su Dios o a una santidad con la misión de cumplir efectivamente con alguna promesa o pedirle algo que necesita y quiere que se cumpla.

Por ejemplo, el uno al otro, seres humanos y animales para ofrecerlos a la deidad en cuestión, esta acción tenía una razón especial ya que se creía que al darle al dios algo valioso, como la vida de una persona, se podía obtener lo que se deseaba.

En las Misas, en los altares de los santos y en las cercanías de las tumbas de alguna persona conocida que murió, son algunos de los lugares donde los oferentes suelen dejar sus ofrendas.

Y, por otro lado, en el campo de la economía y, más precisamente, de la oferta, el oferente es ese individuo, entidad, que se ocupa de formular una oferta. La oferta será la cantidad de productos, bienes y servicios ofrecidos en un mercado de cierto valor.

Es una declaración de voluntad dirigida a la otra parte para la celebración del contrato. Para que exista es necesario que contenga todos los elementos necesarios del contrato proyectado, de tal manera que se lo llame a integrarse en él y, por lo tanto, si es aceptado, el oferente no exige manifestación alguna.

No hay oferta cuando una de las partes se reserva, expresa o implícitamente, la provisión de consentimiento. La oferta termina: Por el paso del tiempo establecido, revocación del oferente antes de la perfección del contrato o por la muerte o incapacidad que sobrevenga al oferente a menos que sea un empleador y constituya el círculo de obligaciones de su actividad, ya que crea una situación objetiva para la empresa que debe subsistir cualquiera que sean las vicisitudes personales del oferente.