Definición y Que Es
Omega 3

Este tipo de ácidos grasos tiene el doble enlace en el tercer carbono del extremo de la molécula, de ahí su nombre. Los ácidos grasos Omega 3 son el tipo de ácido graso más beneficioso para el cuerpo. Se encuentran principalmente en peces azules y semillas como la linaza.

Omega 3

Una de las principales propiedades que ofrece el consumo de omega 3 en grandes cantidades es que aumenta significativamente el tiempo de coagulación de la sangre, lo que se puede observar en aquellos países donde se mantiene una dieta rica en omega 3.

En total hay 6 tipos de ácidos grasos omega 3 y son los siguientes: ácido alfa-linolénico, ácido estearidónico, estos dos primeros tienen una cadena corta, seguido de ácido eicosatetraenoico, ácido eicosapentaenoico, ácido docosapentaenoico, ácido docosahexaenoico, estos ácidos grasos comunes los ácidos comparten un componente base que es el ácido linolénico.

Los ácidos grasos intervienen en diferentes procesos fisiológicos, entre los que destacamos:

  • Debido a sus propiedades antiinflamatorias, tienen efectos positivos en las patologías metabólicas y cardiovasculares, lo que ayuda a mantener la función cardíaca normal.
  • Son un elemento necesario en el cerebro y la formación neurológica del feto y el niño (en su fase de crecimiento).
  • Es necesario mantener las funciones cognitivas normales, tanto en la edad adulta como en la edad avanzada, incluidos los episodios leves de demencia.
  • Son necesarios para mantener un ritmo cardíaco normal, ya que intervienen en la regulación del impulso nervioso que regula los latidos cardíacos.
  • Interviene en el metabolismo de los lípidos, con importantes efectos de la reducción de triglicéridos.
  • Tiene efectos beneficiosos sobre la hidratación de la piel.

A medida que su consumo de grasas omega-3 de origen animal aumenta, su contenido de EPA y DHA en sus glóbulos rojos aumenta. A medida que su proporción de grasas omega-3 aumenta en las células, desestabiliza la proporción de omega-6 en aproximadamente 1 a 1.

Si bien es cierto que necesita algunas grasas omega-6, hoy en día la mayoría de la gente consume demasiado. El consumo de aceite de soja (que es casi puro omega-6) aumentó en 1,000 veces entre 1900 y 2000. El procesamiento y refinamiento modernos agravan el problema al dañar las grasas omega-6, sin mencionar que la mayor parte de la soya es transgénica y extremadamente fumigada. con Roundup. En mi opinión, es lógico suponer que este aumento masivo de aceites omega-6 dañados ha contribuido significativamente a nuestra actual epidemia de diabetes, enfermedades cardíacas, cáncer y enfermedades neurodegenerativas.