Definición y Que Es
Orgullo

El orgullo se define como una autoestima exagerada o elevada, y no en todas las situaciones la connotación es negativa. También se puede asociar a las razones de nobleza con el orgullo. Es posible referirse al orgullo como petulancia, presunción, jactancia o afectación de una persona. Lo opuesto al orgullo, en este sentido, es la modestia, también puede estar relacionado con el orgullo, que proviene de la palabra latina superbia.

Orgullo

El significado positivo o negativo de esta noción varía según el enfoque que uno considere. Al oponer el orgullo de la humildad, es posible hablar de orgullo como una apreciación excesiva o una prevalencia de los propios intereses y deseos, lo que implica un perjuicio a lo que otros han hecho.

Si nos centramos en la connotación positiva del término, el orgullo está vinculado al respeto y apreciación que un hombre tiene de sí mismo o de un ser querido, algo que está relacionado con su intención de vivir de acuerdo con sus valores.

Se dice que una persona orgullosa es aquella que tiene un concepto de sí mismo que es un poco exagerado o que se ve agrandado por una cualidad particular, es una sensación de sobrevaloración. A veces, este tipo de personas puede llevar a ser humillante con los demás, y el ego es tan alto que les impide entender que no son superiores a ninguna otra persona.

La apreciación del orgullo puede definirse por un contexto positivo y usarse en este sentido, además, se define como una apreciación de la identidad del individuo, de sus logros y de los grupos a los que pertenece.

Todos hemos estado orgullosos a veces por algo que hemos hecho, sintiéndonos satisfechos con nosotros mismos, pero esa actitud no es mala. El problema de una persona orgullosa aparece cuando cree que lo que ha logrado, le permite humillar, pisotear o insultar al resto de las personas que lo rodean.

El orgullo de una persona es alguien que tiene un exceso de confianza en sí misma, todo lo que hace, todo lo que dice y todo lo que él piensa es perfecto. Estas son personas que tienen dificultades para perdonar, porque consideran que son los otros quienes tienen que acercarse a ellos y pedir perdón, ya que simplemente son perfectos.