Definición y Que Es
Outsourcing

El outsourcing implica la delegación de funciones de una compañía a otra que se especializa en esta tarea. Entre sus mayores beneficios se encuentran la reducción de costos y el acceso a nuevas tecnologías, entre otros, sin embargo, si el proveedor del servicio no tiene capacidad suficiente para realizar esta función, puede dañar la imagen de la empresa contratante.

Outsourcing

Esta herramienta se puede usar táctica o estratégicamente y adaptarse a los requisitos de la empresa que solicita el servicio, se implementa a diferentes niveles y en áreas de la organización que no son esenciales para ganar competitividad.

En este proceso la confianza es muy alta, que se le otorga al contratista, ya que se le atribuye el control, la confianza y responsabilidad de una parte de los procesos de la organización, sin embargo, varía de acuerdo a la actividad que será delegado e incluso el tamaño y el giro de la empresa influyen, debe tenerse en cuenta que existe la posibilidad de que no resulte la contratación y la meta establecida fracase, es decir, que no consigan los estándares requeridos o la calidad del producto deseada.

Debido a la llegada de la globalización y la evolución de los mercados, comenzaron a ver las necesidades de las empresas para delegar algunos procesos de su empresa para centrarse en sus fortalezas, anteriormente preferían completar sus procesos de forma independiente, se consideraba la mejor estrategia, en esos momentos, no hubo proveedores. Se sabe que este fenómeno comenzó en los años cuarenta en los Estados Unidos, pero los primeros registros de tercerización se remontan a mediados de los años sesenta cuando las organizaciones consideraron necesario contratar centros de especialistas informáticos para ayudarlos en sus finanzas y áreas de operaciones.

Alrededor de los años ochenta se abrió el camino para la llegada del Outsourcing debido a la necesidad de que las empresas compitan con otras a nivel mundial, algunas de ellas tuvieron que mudarse o abrir sucursales en el exterior permitiéndoles, en algunos casos, posicionarse en los mercados, este proceso trae consigo varias ventajas tales como la minimización de los costos de personal, la inyección de mercadotecnia en diferentes mercados, así como la inversión en investigación y desarrollo.