Definición y Que Es
Permuta

Un intercambio o permuta se entiende como una acción legal o el contrato, el cual se le da a una persona el poder de organizar o tener sobre un determinado objeto o servicio. Es el intercambio de bienes entre dos personas en el que cambian posesiones.

Permuta

La noción de swap o permuta financiera se aplica casi exclusivamente para referirse a transacciones y trámites inmobiliarias y es por eso que, como tal, el contrato swap tiene un sistema de reglas, idiomas y modos preestablecidos que deben seguir aquellos llevarlo a cabo.

Un ejemplo de un acto de permuta sería el cambio de propietario de una casa: el que le pertenece posee una propiedad de igual calidad o valor que la que se deshace de la primera. En algunos casos, para igualar la diferencia en el nivel o costo entre un bien y otro, la acción de intercambio puede tolerar que el intercambio se realice y el valor restante en dinero se complete, pero siempre que no exceda el valor total del objeto intercambiado.

Otro ejemplo es cuando un intercambio se realiza entre una persona que posee una casa de un millón de dólares y uno de ochocientos mil dólares, será posible completar lo que falta (doscientos mil dólares) en efectivo.

Histórica y tradicionalmente, el canje ha sido el método de intercambio utilizado por los seres humanos más primitivos; luego, con el advenimiento del dinero, la cuestión sería sofisticada, pero debemos decir que en la antigüedad el canje fue una acción muy común entre las personas.

Cuando el concepto de dinero tal como lo conocemos todavía no se había desarrollado, los comerciantes llevaban a cabo su actividad a través del trueque un individuo le daba a alguien más lo que necesitaba y, al mismo tiempo, el primero recibía como pago algo que él necesitaba.

De esta forma, un artesano entregó a aquellos que producían alimentos los elementos que él fabricaba y el productor le pagó con la comida que necesitaba.
Con el paso del tiempo, este tipo de intercambio comenzó a mostrar complicaciones porque en algunos casos había diferencias sustanciales en el valor o las características de los productos que se intercambiaban, luego se creaba dinero para corregir estos problemas y equilibrar las cosas.

Entonces la gente dejó el trueque a un lado y eligió poner un valor a sus productos o productos y esperar a que el comprador pague por ellos. Entonces, el dinero recibido se usaría para comprar otros bienes.