Definición y Que Es
Personalismo

Se define como personalismo a una corriente filosófica, que se originó durante el transcurso del siglo XX, ésta se fundamentó en la representación cristiana del individuo, en donde se considera al humano como el centro del universo, ya que él fue creado de la imagen propia de Dios, el objetivo principal del personalismo era la de brindar una alternativa a las corrientes socioculturales de la época, el colectivismo (se encargaba de someter el valor de cada persona) y el individualismo (fomentaba la creación de un hombre egocéntrico). En el personalismo el hombre es visto como un ser que requiere de interacción social, además de ser solidario y libre, con un valor tal que evita que se termine convirtiendo en un objeto.

Personalismo

La base fundamental de esta corriente es la persona como base fundamental, ya que es el hombre quien se caracteriza por ser un sujeto que trasciende, por lo tanto se puede decir que esa idea de trascendencia puede traspasar las fronteras de la conciencia individual de cada persona. En el caso de la necesidad de interaccionar con otras personas, el humano se basa en la presencia del amor o en su defecto la ausencia del mismo.

Mucho antes de que surgiera el personalismo como una corriente filosófica, en la historia de la humanidad ya había un precedente de la misma, específicamente durante la época platónica, ya que el mismo Platón consideraba que la única fuerza que tiene la capacidad de mover al hombre hacia las grandes ideas es el amor.

Por su parte el personalismo que surgió en el siglo XX, fue el resultado de la inspiración del filósofo Tomás de Aquino, quien realizó análisis en base a la persona como un elemento, según este filósofo cristiano, es natural que el hombre sea un ser racional, al cual se le considera individuo por dos capacidades únicas que posee, la primera es la capacidad para diferenciar entre lo bueno y los malo y la segunda es la cualidad de ser libre y puede decidir hacia dónde quiere dirigirse.

En general se puede decir que el personalismo y todos su derivado defienden la idea de que un individuo no puede ser visto como un objeto material, ya que los atributos como el amor, la libertad y la racionalidad lo demuestran.