Definición y Que Es
Piedra Preciosa

Las piedras preciosas son minerales, algunos orgánicos como por ejemplo el ámbar, resina vegetal fosilizada. Tienen un brillo intenso, raro y duro. También son llamados gemas. y en ocasiones son joyas o elementos decorativos. pero es importante saber identificarlos ya que pueden confundirse con metales preciosos.

Piedra Preciosa

Una piedra preciosa debe cumplir cuatro características y así considerarla como tal.

  • Son minerales todos los sólidos de origen inorgánico, que son sustancias naturales y tienen cierta fórmula química (fija).
  • Deben tener un intenso brillo y muy difícil de rayar. es tanto, que existe el mineral más duro que es el diamante.
  • Las piedras preciosas son dificiles de encontrar en la naturaleza, es decir, poco frecuentes.

Algunos minerales únicos son el zafiro, el rubí, la esmeralda y el diamante, que son los que se consideran piedras preciosas, son de gran belleza, duros y muy escasos, tienen una dureza entre 8 y 10, con respecto a la escala de dureza de Mohs, en cambio las semipreciosas están por debajo de esa dureza.

Algunos otros minerales, como el topacio, la turmalina o los granates, se consideran piedras semipreciosas porque son mucho más fáciles de conseguir. Cumplen las mismas características que los preciosos, a menos que sean infrecuentes. Por ejemplo, la amatista dejó de considerarse una piedra preciosa cuando se descubrieron grandes depósitos de este mineral en Brasil.

Las piedras preciosas y semipreciosas generalmente están talladas y pulidas para realzar su brillo. Pulir es alisar la superficie para que quede lisa y brillante. y tallar le define la forma.

Para determinar el valor de una piedra preciosa hay que tener en cuenta diferentes características como el grado de dureza de la misma, lo que garantiza su fortaleza y durabilidad y consecuentemente aumenta su valor en el mercado. El precio también está determinado por su peso en quilates. un ejemplo de quilates es: 0.2 gramos y cuanto más pesas, más obvios son.

Otro factor es el color, y los colores brillantes y unificados que pueden aumentar el valor de la piedra en comparación con otros que tienen varios tonos. Finalmente, el brillo, la tonalidad, la transparencia, la escasez, la simetría, el corte y los componentes que son otros factores a tener en cuenta para calcular el precio de las piedras preciosas.