Definición y Que Es
Pobreza

La pobreza no es más que la carencia de poder monetario para cubrir las necesidades básicas de un individuo como vestimenta, vivienda, alimento, educación, entre otras necesidades físicas y psicológicas que preservan en buena condición a un ser humano, y que permiten un nivel adecuado o aceptable para la vida. No solo la pobreza significa la ausencia de los distintos productos y servicios necesarios, se cataloga como pobreza el momento en que el individuo pierde los medios para la adquisición de una suma de dinero, que permita el costeo de los distintos servicios antes mencionados, es decir, situaciones como desempleo, ingresos que no son constantes, o un ingreso permanente pero de bajo valor.

Pobreza

La pobreza no es siempre una situación de carácter involuntario bien sea por perdida de trabajo, catástrofe natural que acabo con la vivienda de la persona o por una enfermedad que no permita obtener los mismos ingresos. En algunas ocasiones, la pobreza de una persona puede ser por una condición netamente voluntaria. Existen formas de vida de una persona, que permite solo tener para lo imprescindible como el alimento del día, esto se genera por una creencia religiosa o círculos sociales que lo creen como un método de purificación para la vida.

Ahora bien existe la pobreza y un nivel económico por debajo de esta denominada pobreza extrema, se considera que un grupo familiar se encuentra en pobreza extrema si sus ingresos económicos no permiten la adquisición de la canasta básica de alimentos, y si dicha situación difícil perdura se denomina entonces como “pauperización”.

De igual forma el termino de pobreza puede alejarse de todo aquel circulo económico y social, cuando existe una sensación de vacío o ausencia de emociones en una persona, se dice que presenta una pobreza espiritual, característico de este tipo de persona no sentir amor por nadie y que nadie presente amor por él, en la mayoría de las ocasiones tienden a ser personas frías y calculadoras, de igual forma este palabra es aplicada para la falta de razonamiento común frente a las acciones cometidas o a los comentarios emitidos, conocido como pobreza mental. Para la erradicación de cualquier pobreza bien sea mental, espiritual o socioeconómico, el camino es largo y tortuoso, pero no significa que sea imposible de eliminar.