Definición y Que Es
Polémica

Una polémica es una controversia o una discusión en la que diferentes personas o lados defienden opiniones o posiciones opuestas sobre temas de interés público.

Polémica

La polémica también puede ser definida como la práctica de los contendientes que intentan refutar o avalar una determinada posición. Cuando una persona hace un planteamiento y recibe una respuesta contraria, se produce la polémica.

Las controversias se establecen, en general, entre quienes defienden posiciones opuestas, y generalmente se hace por escrito, a través de publicaciones en las que cada una afirma sus posiciones y cuestiona lo contrario de manera repetida y alternativa.

En la polémica, cada uno de los polemistas justifica su posición con ardor y pasión, porque cada uno considera sus argumentos y sus puntos de vista más razonables o válidos que los del otro.

Las polémicas surgen especialmente cuando las posiciones no son claras, ya que antes de la evidencia la controversia es vana. Dada la falta de certeza, las adhesiones se generan hacia una u otra tendencia. Sin lugar a dudas, los temas controvertidos son el derecho al aborto, a la eutanasia, al consumo de drogas o a la defensa de la pena de muerte. En este último caso, podemos citar una película que refleje ambas posiciones, pero para abogar por la abolición de esta máxima sentencia. Es “La vida de David Gale” del año 2003.

Mientras tanto, es en esta pasión que muchas veces los participantes de la polémica manifestada pueden exceder y atacar, ya sea física o verbalmente. Cuando la controversia llega al punto de agresión no será bueno para nadie porque termina ganando violencia.

Este estado de cosas es muy frecuente cuando surgen cuestiones controvertidas de naturaleza moral, que resultan ser muy sensibles, y sobre las cuales las personas a menudo discuten y se comprometen con mucha fuerza.

Por otro lado, hay personas que tienen una tendencia, mayor a la discusión y a entrar en polémicas, por lo general personalidades intensas y viscerales.

En el campo religioso, filosófico y político es donde ocurre con mayor frecuencia, porque en general se trata de opiniones, más o menos justificadas, aunque el campo científico no está excluido de la polémica, especialmente cuando se cuestionan los resultados de una investigación porque el método científico no se siguió estrictamente.

La religión es también un campo fértil de controversia para tocar las fibras sensibles de las personas. Aquellas acciones o manifestaciones que son contrarias a una creencia religiosa despiertan la ira y la indignación de los fieles, y esto desencadena una confrontación que se ha extendido por muchas generaciones.

Otro espacio adecuado para la controversia es el deporte. Los juicios de los jueces y las decisiones de los entrenadores a menudo son el eje de los conflictos.