Definición y Que Es
Porexpan

El poliestireno expandido o porexpan, es un material muy empleado en el área de la construcción y de los envases, se caracteriza por ser un material plástico espumado que se origina del poliestireno. Su nombre puede variar dependiendo del país en donde se encuentre por ejemplo, en Brasil este material se le conoce como “isopor”, en México por “unicel”, en Venezuela se conoce como “anime”. El porexpan tiene muchas propiedades, una que se destaca más es su higiene ya que es un material que no constituye una fuente para que se originen bacterias, es decir, no le sale moho, ni se descompone, convirtiéndolo en una pieza ideal para la comercialización de productos frescos. Es muy común ver en los supermercados, bandejas elaboradas con este material en el sector de frutas, carnicería, charcutería, pescadería.

Porexpan

Otra de sus características es su liviandad, es un material súper ligero y muy resistente a la humedad y tiene la capacidad de aminorar los impactos, esta última lo hace idóneo para acondicionar productos frágiles, como por ejemplo los electrodomésticos. El porexpan también es aplicado para la fabricación de tablas de surf, gracias a su ligereza, permitiéndole una mayor flotabilidad y rapidez. En el ámbito de la construcción es utilizado como aislante térmico en las distintas estructuras civiles, sea en las fachadas, en el suelo o en las cubiertas. Esta excelente capacidad de aislamiento térmico es gracias a la propia estructura del material que básicamente consiste en aire cerrado dentro de una estructura celular compuesta por el poliestireno.

El porexpan es un material reutilizable en un 100% para formar agrupaciones del mismo componente y también para reciclarse para una posterior fabricación de materias primas de otros productos. Por ser un material con un alto poder calorífico, puede ser quemado de forma segura en plantas de recuperación energética, no es recomendable echarlos en rellenos ya que es un material muy difícil de degradar. Frente a los factores atmosféricos como la radiación ultravioleta, el porexpan puede verse afectado ya que, cuando es sometido a una exposición prolongada de los rayos UV su aspecto puede tornarse amarillento y muy frágil, de tal forma que la lluvia y el viento pueden lograr deteriorarla.