Definición y Que Es
Querubín

En el cristianismo se le llama querubín a un tipo específico de ángel, perteneciente al segundo de los nueve coros angélicos, los cuales están liderados por los serafines, se les considera como los guardianes de la gloria de Dios, su nombre proviene del hebreo “kerub” que quiere decir los segundos, refiriéndose a los coros antes mencionado, la representación física con la cual se le conoce en el mundo secular es con la forma de un niño con alas.

querubin

Según los textos bíblico se caracterizan por ser guardianes, además de eso se dice que poseen una velocidad increíble comparables con la de un relámpago, la imagen de angelito se debe al origen de la palabra ya que en el hebreo “kerub” traducido al español puede significar angelito, se dice también que solo aquellos que son elevados a una instancia superior a la de un ser humano común pueden llegar a ver estos seres.

En la religión del judaísmo también se conoce la creencia de los ángeles y de su jerarquía, aunque en este caso las opiniones con respeto a ellos se encuentran bastante divididas, sobre todo en el judaísmo tradicional, ya que algunos consideran a los querubines como seres místicos, según los libros del zohar, dicen que estos ángeles fueron guiados por un líder llamado Kerubiel. Por otro lado según Maimonide quien tenía una interpretación de la biblia neo aristotélica dice que lo que en La Biblia se refiere como ángeles hace referencia en realidad a las distintas leyes de la naturaleza.

En culturas como las persas se sabe de la creencia de los querubines, ya que se puede observar en los restos de la Persépolis en Irán, una figura con cuerpo de hombre que tiene cuatro alas y cabeza de león, ya que para esta civilización el querubín era un guardián con alas que tenía cuerpo de animal y cuyo fin era proteger las puertas, otra imagen muy utilizada era la de cuerpo de toro con alas y la cabeza humana.

Muchos han sido los artistas que han emulado en sus obras a los querubines, especialmente con la forma en como se les conoce en el catolicismo (niño con alas) algunos de dichas obras fueron, el “Ángel cantando”, de Jan van Eyck, los querubines de la Capilla Sixtina y Última sentencia”, de Hans Memling.