Definición y Que Es
Redundancia

El término redundancia se emplea en el castellano con mucha regularidad para hacer referencia a ciertos aspectos que se presentan dentro del idioma, específicamente dentro del proceso de comunicar algún mensaje. Por tanto se dice que una redundancia es cuando se quiere expresar alguna idea, pero se incurre en la utilización repetida de ciertas palabras y frases, que en un punto de la comunicación se puede tornar excesiva. El término es sí se deriva del latín “redundantia”. En ocasiones las redundancias se pueden utilizar de forma premeditada con el objetivo de hacer hincapié en algo que tiene alguna importancia para quienes reciben el mensaje, sin embargo es posible que también se caiga en ellas de forma inconsciente.

Redundancia

Por lo general cuando este tipo de situaciones se presenta, puede dar la sensación a los espectadores de que dicha palabra o frase se esté utilizando en vano, por tal razón es que en muchos casos es vista como negativa cuando se utiliza. Pero para poder entender claramente este concepto es necesario explicarlo mediante el siguiente ejemplo; cuando una persona se refiere a que va a entrar para adentro o salir para afuera, dichas frases involucran redundancias ya que con el solo hecho de decir que vas a salir queda claro que es hacia afuera, sin ser necesario acotarlo nuevamente.

Cabe acotar que a pesar de que muchas veces no es bien vista, la redundancia es uno de los elementos que componen la forma en cómo los seres humanos se comunican, sin embargo esto no quiere decir que deje de ser un elemento que no aporta nada.

Hay quienes afirman que la redundancia es un elemento que forma parte del mensaje, ya que al estar presente este tipo de repeticiones de frases o palabras, es mucho más sencillo el proceso para deducir el mensaje en sí. Por otro lado cuando se utilizan de forma consciente generalmente es para resaltar algo que es importante y que se quiere evitar algún tipo de confusión. En varias regiones del planeta la redundancia es aceptada como parte del lenguaje, que a pesar de no ser aceptadas por la RAE, debido a que la gran mayoría las emplea, no hacen énfasis en corregir su uso.