Definición y Que Es
Renta

Una renta no es más que el importe pagado por un arrendatario de la propiedad personal, a los propietarios por el uso de los mismos (como una casa) alquilada o en alquiler, esta terminología abarca un entorno periódico generalmente fija realizada por un inquilino u ocupante de la propiedad al dueño de la posesión y el uso de los mismos, esto se logra por la cancelación de una suma acordada que se pagará a intervalos fijos por un inquilino al propietario.

Renta

Generalmente para poder pautar la renta de un inmueble se necesita que este acuerdo se encuentre por escrito, a esto se le da el nombre de un “contrato de alquiler”. Un contrato de arrendamiento o de alquiler, es un contrato entre un arrendador y el arrendatario por el cual un propietario le da al inquilino todo el derecho a ocupar las instalaciones residenciales bajo su poder.

Como se mencionó anteriormente estos contratos de alquiler puede ser escrito, aunque también se puede ejecutar verbal o implícita, sin embargo estas formas no poseen la garantía legal necesaria. Dado que el contrato de arrendamiento es la parte más importante de una relación de propietario y el inquilino, como se mencionó anteriormente debe ser por escrito.

Una de las tantas ventajas de un acuerdo por escrito es que describe los términos y condiciones acordados por ambas partes, una vez que el propietario y el inquilino acuerdan los términos y condiciones de su contrato, estas no se puede modificar a menos que ambas partes están de acuerdo.

La información más importante que debe poseer ese contrato es:
a) el nombre y la dirección del propietario.
b) el nombre y número de teléfono de la persona responsable del inmueble a alquilar.

Cabe destacar que el propietario tiene todo el derecho de solicitar los nombres de las personas que viven en la unidad que ha arrendado.

Los contratos de alquiler puede ser por un intervalo fijo de tiempo (un mes de periodo de meses o semanas); si un propietario y el inquilino firman un contrato de alquiler por escrito durante un intervalo de tiempo, significa que están sujetos a los términos y condiciones hasta el final del periodo determinado, en su mayoría los contratos se pautan hasta un año.