Definición y Que Es
Resignación

La resignación es la aceptación serena de una situación que ha causado un dolor, es cuando una persona acepta la conformidad con la realidad desde la serenidad. Resignarse no significa rendirse sino aceptar con naturalidad un hecho concreto que no depende de la voluntad del sujeto. Desde el punto de vista de la sabiduría vital, es muy importante que la persona diferencie entre lo que depende de su voluntad y lo que depende del otro.

Resignación

La renuncia aparece principalmente en aquellas situaciones que trascienden la voluntad individual: el abandono de la pareja o ser víctima de una situación injusta. Existen individuos que tienen responsabilidades que no les corresponden, pero cuando hay resignación verdadera, la persona da vuelta la página, continúa con su vida y deja de quedarse atascado en lo que podría haber sido.

La resignación significa el fin de la paciencia y la búsqueda de soluciones, es algo que parece ser inevitable y significa que usted decidió dejar de pelear. Es ese el significado de la resignación, es un sentimiento profundo que aparece generalmente en una situaciones extremas como la pérdida de un gran amor o la muerte de un ser querido. Es un sentimiento que surge cuando no se puede hacer nada para cambiar una determinada situación adversa.

El ser humano tiende a buscar respuestas a todas las preguntas formuladas en su interpretación de la realidad. Sin embargo, desde el punto de vista filosófico, vale la pena recordar que las personas deberían continuar ignorando muchas de las razones. Es decir, las personas no conocen todas las respuestas de su sufrimiento, por lo tanto, es conveniente cambiar la interpretación de la realidad dando un giro en las preguntas.

En lugar de preguntarte: ¿Por qué me está pasando esto? Puede transformar la pregunta con el siguiente mensaje: “¿Qué puedo hacer para enfrentar esta experiencia?

Hay situaciones en la vida que muestran la alegría de acoger éxitos, satisfacciones personales, nuevas amistades, momentos inolvidables. Este tipo de experiencias agradables se enfrentan con una gran naturalidad. Sin embargo, la vida tiene tropiezos, el ser humano pasa por situaciones de ruptura, decepciones y malos momentos de trabajo y soledad.