Definición y Que Es
Robótica

El término robótica se utiliza en el ámbito tecnológico para definir al área que se encarga del análisis, diseño y fabricación de máquinas, que tengan la capacidad de realizar labores que hasta ahora eran realizada por humanos. La robótica combina distinta disciplinas: la informática, la mecánica, la electrónica, la inteligencia artificial, la física y la ingeniería de control.

Robótica

En términos generales un robot, es una máquina automática que posee cierto nivel de inteligencia, capaz de comprender su entorno y de imitar ciertos comportamientos del ser humano. Los robots, generalmente son utilizados para realizar tareas que implican riesgo o que requieren de fuerza, precisión o agilidad, aspectos que pueden estar fuera del alcance humano.

Los robots cumplen diferentes labores que van desde los brazos robóticos aplicados en la industria automotriz hasta el innovador sistema quirúrgico Da Vinci, el cual hace posible la práctica de cirugías muy complejas, poco invasivas y con una precisión nunca antes vista. También están los robots espaciales, creados para la exploración de la superficie de otros planetas. También están los llamados nanocolibri, que son una especie de ave mecánica utilizada para el espionaje militar. Sin embargo los robots más llamativos son los androides, porque son los que imitan la figura, el comportamiento y la manera de desplazarse de los seres humanos.

A través de la historia el hombre ha fabricado máquinas que semejan partes del cuerpo humano. Según investigaciones, los antiguos egipcios incorporaron brazos mecánicos a las esculturas de sus dioses. Sin embargo el inicio de la robótica actual comienza con el auge de la industria textil en el siglo XVlll, cuando Joseph Jacquard crea por primera vez en 1801 una máquina textil programable mediante tarjetas perforadas. Más tarde con la revolución industrial se impulsó el desarrollo de este tipo de maquinaria.

La palabra robot fue utilizada por primera vez en 1920, en una obra denominada “los robots universales de Rossum”, escrita por el dramaturgo checo Karel Capek. Esta obra se trataba acerca de un hombre que fabricó un robot, y éste después mata al hombre.

Luego Isaac Asimov en 1939, se le atribuye el término de robótica y con él surgen las famosas “tres leyes de la robótica”, las cuales son: un robot no puede ir en contra de un ser humano. Un robot debe acatar las órdenes dictadas por el hombre. Un robot debe preservar su propia existencia.