Definición y Que Es
Sal

La sal es una sustancia de apariencia cristalina, soluble en agua; cuyo nombre químico es cloruro de sodio (NaCI). La sal también es conocida como sal marina o sal común. Se obtiene principalmente de la evaporación del agua marina o de su extracción mineral en forma de roca-mineral llamada halita.

Sal

Su principal uso es el doméstico, ya que sirve como condimento (para dar sabor a los alimentos) y para la conservación de carnes. La sal le brinda a los alimentos uno de los sabores básicos, como lo es el salado; modificando el comportamiento de las personas frente a los alimentos, ya que estimula su ingesta y contribuye en la generación de apetito. Sin embargo no se debe exceder en su consumo, ya que según estudios médicos, la sal puede influir en la aparición de hipertensión arterial elevada, padecimiento que puede acarrear graves consecuencias como por ejemplo problemas renales, cardiacos y en el peor de los casos la muerte.

En la actualidad los médicos recomiendan reducir un poco el consumo de sal en los alimentos, para así, no tener complicaciones a nivel de salud.

La sal es la única roca que el ser humano puede consumir y es quizás uno de los condimentos de más antigüedad. A lo largo de la historia, la sal ha sido de gran valor para las economías, incluso ha sido objeto de impuestos, monopolios, guerras, etc. Sin embargo el valor que ha tenido desde la antigüedad se ha reducido con el tiempo, desde que el hombre comenzó a disminuir su consumo, debido a la relación que tiene la sal con la aparición de la hipertensión.

La sal es un condimento relativamente económico y que se puede conseguir en cualquier supermercado. Encontrándose en tres formatos: la sal fina o refinada, la gruesa y la sal en forma de copitos; esta última muy utilizada en la alta cocina.

España cuenta con dos yacimientos muy importantes de sal, uno se encuentra ubicado en Cardona (Barcelona) y el otro en Cabezón de la Sal (Cantabria).

La obtención de la sal se puede realizar de dos maneras:

Por evaporación de una salmuera: se basa en una evaporación de la solución salina cada vez más concentrada, hasta que la sal precipita al fondo. Para lograr esta evaporación se utilizan medios naturales como la evaporación solar o métodos artificiales, como la cocción en sartenes especiales. El agua del mar es una fuente inagotable de sal, lo que le proporciona a este método una forma económica de producir sal.

Por pulverización de un mineral: la sal es obtenida a través de minerales extraídos de las minas o de salares. A este mineral se le conoce como Halita y comúnmente se extrae de dos formas: en lodo salino o en forma de roca-mineral. Las rocas extraídas se pulverizan empleando medios mecánicos