Definición y Que Es
Salto con Garrocha

El salto con garrocha es una disciplina deportiva, que consiste en rebasar una barra atravesada horizontalmente, ubicada a gran altura con la ayuda de una garrocha o pértiga como también se le conoce. Esta garrocha usualmente tiene de 4 a 5 metros de longitud y es muy flexible, además está construida de fibra de vidrio y carbono, muy diferentes a las anteriores que eran hechas de bambú y metal, las cuales eran utilizadas en la década de los 60.

Salto con Garrocha

Para la práctica de este deporte, los atletas cuentan con tres intentos para lograr superar cada altitud, el cual va creciendo de acuerdo con el reglamento determinado para cada prueba. Y de las cuales quedaran eliminados si ejecutan de manera consecutiva tres saltos nulos. Estas son algunas de las causas que originan un salto nulo: El competidor o la garrocha tocan el suelo o el área de caída más allá de la superficie vertical de la línea superior del tope del cajetín sin traspasar el listón. El listón no se encuentra ubicado sobre los soportes por acción del competidor en el salto. Después del arranque sitúa la mano inferior por encima de la superior o traslada esta hacia los lados de la garrocha. Que suceda algún retraso en la realización del intento.

Para realizar esta disciplina, el atleta debe tomar la garrocha unos centímetros antes de que esta termine, emprender una carrera progresiva hacia el foso, incrustar la punta de la garrocha en un cajetín metálico ubicado en el suelo, con una hondonada de 20 cm aproximadamente, y saltar hacia adelante y llegar doblando la garrocha, se ubica en una posición favorable para recibir el impulso de la misma, y estira el cuerpo hacia arriba impulsándose con los brazos. Atraviesa el listón ventralmente con los pies por delante para luego caer sobre la colchoneta.

Para poder ejecutar este deporte, es necesario que el atleta cuente con unas condiciones físicas apropiadas, debe tener una buena velocidad de carrera, contar con una musculatura fuerte en la zona de la espalda y tener una gran destreza gimnástica. El salto de garrocha tuvo su primera aparición en los juegos olímpicos de Atenas 1986. Consta de dos categorías: la masculina y la femenina, sin embargo esta última tuvo su debut en las olimpiadas Sídney 2000.