Definición y Que Es
Salvaje

El término salvaje se utiliza en el idioma español como un adjetivo que describe a aquellos individuos que se caracterizan por tener una vida totalmente ajena a lo que a la civilización se refiere, en pocas palabras se refiere a un ser que no ha recibido domesticación alguna. El salvajismo es un estado que se puede emplear tanto para animales, como plantas, humano y hasta microorganismos. Por lo general el ser salvaje significa el estar en contacto constante con la naturaleza de manera directa y en lo que se refiere a las tecnologías creadas por el ser humano su relación es prácticamente nula. Este término tiene su origen etimológico del idioma latín “silvaticus” el cual dio origen a la palabra en francés “sauvage” y ésta a su vez dio paso a la traducción al español.

Salvaje

El tener una vida salvaje conlleva tener aspectos muy diversos a lo que es el estilo de vida en la civilización se refiere, por ejemplo en cuanto a los seres humanos se refiere el tener una vida civilizada es sinónimo de vivir entorno a otras personas, siguiendo un conjunto de estatutos impuestos por el propio hombre, así como también girar en torno a una serie de instituciones igualmente creadas por el hombre. Sin embargo en lo que se refiere a los animales en estado salvaje éstos suelen habitar en pequeñas comunidades a las que se les denomina manadas y se encuentran regidos por jerarquías naturales, sin embargo eso no los hace menos salvajes. Por tal razón la principal característica de algún ser salvaje es el hecho de que éste no haya sido domesticado por los seres humanos.

La mayoría de las especies tanto vegetales como animales, han sido domesticadas por acción humana, con la finalidad de que dichas especies sirvieran de ayuda en la cotidianidad, ya sea como fuente de alimento, como es el caso de la vaca o como mascotas como es el caso del perro, considerado como el mejor amigo del hombre.

Otra forma de utilizar la palabra salvaje es para describir a aquellas personas que actuando de manera violenta e impulsiva, es decir que no pueden controlar sus emociones de manera correcta.