Definición y Que Es
Sarcoidosis

La sarcoidosis es una enfermedad granulomatosa sistémica, de índole autoinmune, la cual ocasiona una inflamación en los ganglios linfáticos, los ojos, la piel, el hígado, los pulmones y otros tejidos. Esta una enfermedad granulomatosas produce infecciones severas en el organismos. El origen de este trastorno es desconocido. Lo que se ha podido descubrir es que los individuos que presentan dicha enfermedad tienden a formarse nódulos pequeños de tejido anormal llamados científicamente granulomas en varios órganos. Los granulomas son una aglomeración de células inmunitarias. Su manifestación puede ser presentar de manera inesperada, el transcurso de la enfermedad es cambiante y puede ser sintomática o grave.

Sarcoidosis

Se cree que hay ciertos genes que hacen que las personas sean más vulnerables a desencadenar sarcoidosis. Las causas que pueden proyectar la enfermedad son las infecciones por bacilos o contaminación por microbios. La fricción con partículas químicas pueden ser otra de las causas.

La sarcoidosis puede presentarse en cualquier órgano, es mucho más común que se presente en los pulmones, ganglios, ojos, piel y riñones. El diagnóstico se produce con radiología y por la aparición de los granulomas, también suelen presentarse en pacientes con linfoma, metástasis pulmonar e infecciones atípicas como la mycobacterium avium.

Entre los síntomas más conocidos provocados por la sarcoidosis tenemos el cansancio, pérdida de peso, dificultad para respirar, espasmo, heridas en la piel, que pueden ser cambiante y van desde un eritema, nódulos pequeños hasta enrojecimiento nodoso o lupus. También suelen ocasionar daños renales, cardiacos, hepáticos o encefálicos, estas producen variaciones funcionales después.

La mayor parte de los pacientes que padecen esta enfermedad no necesitan tratamiento ya que frecuentemente se curan por sí solos, pero las personas que sí requieren un tratamiento se emplea el uso de prednisona, este medicamento puede que funcione en algunos paciente y restituye el desarrollo de la enfermedad, pero en otros casos no hace ningún tipo de efecto dicho medicamento. También para asistir los síntomas intolerantes se utiliza inmunosupresores como la azatioprina. Muchos pacientes que padecen sarcoidosis no están enfermos de gravedad, el 50 % de las personas recuperan sin tratamiento alguno en un lapso de 24 a 36 meses.