Definición y Que Es
Sedición

Se considera sedición al movimiento que reúne diferentes métodos para atentar contra el gobierno, la constitución de un país y los entes que se encargan de mantener el orden público, sin ser considerado tan grave como una revolución o una rebelión.

Sedición

La palabra viene del latín “seditĭo”, que guarda el mismo significado que el término actual. Éste tipo de ofensas al Estado se puede dar de arias maneras, ya sea por medio de una crítica pública, textos informativos que sean considerados degradantes por los entes gubernamentales, además de la creación de organizaciones que explícitamente estén en contra de las condiciones que mantiene una constitución y los gabinetes políticos que la controlan y hacen cumplir.

Desde tiempos remotos se han encontrado indicios de descontentos con los mandatarios sus subordinados; sin embargo, la sedición, al igual que las rebeliones, era castigada de manera cruel y sin oportunidad de sobrevivir a ello. Uno de los grandes ejemplos de ello son los aldeanos humildes que algunas veces criticaban junto a otras personas a los emperadores romanos, esto llegaba a ser inaceptable, por lo que eran condenados a muerte, normalmente como comida a los animales, siendo torturados por los guardias o batallando en el Coliseo (después de éste ser construido).

Cabe destacar que las protestas pacíficas no son consideradas como un acto que demuestre sedición, al igual que la abierta aceptación de la oposición de la ideología o gobierno que actúa al mando y las manifestaciones. Aunque, en algunos países sí pueden ser considerados un delito, ya que la legislación cambia a través de los países. Los delitos de esta índole son condenados con la prisión y los individuos que enfrentan ésta pena son considerados “presos políticos”.