Definición y Que Es
Selva

La palabra selva se deriva del latín “silva” que significa “terreno arbolado”. La selva o jungla como también se le conoce, son bosques con gran cantidad de vegetación y una inmensa variedad biológica, se caracteriza por su temperatura tropical, su elevada producción de oxígeno, y sus constantes precipitaciones. Las selvas abarcan aproximadamente el 6% de la superficie terrestre, ubicándose en las diferentes latitudes del planeta. Se encuentran comprendidas dentro del continente americano, africano y asiático; siendo la selva del amazonas la más importante y la de mayor riqueza natural, ésta se encuentra ubicada en Brasil.

Selva

Las características generales de las regiones selváticas son: clima tropical húmedo, con temperaturas que oscilan entre los 18° y los 29°C, aunque en las selvas de montaña el clima suele ser muy frío, esto se debe a su altitud. Las precipitaciones son frecuentes y bien distribuidas en todo el año. Los suelos son poco profundos lo que los hace poco favorables para la agricultura.

Existen diferentes tipos de selva: la selva ecuatorial, considerada como la más biodiversa y abundante, se encuentra en la zona ecuatorial. La selva tropical, también de alta densidad biológica, en América se extiende hasta México y en África hasta Madagascar.

Las selvas secas, este tipo de selva alterna periodos de sequía con estaciones lluviosas breves, se pueden encontrar en México. Las selvas de montaña, esta clase de selva por lo general se encuentran en latitudes muy elevadas, por lo que el grado de condensación de la humedad es muy fuerte.

La flora predominante de las selvas comprende árboles de gran altura, plantas de helechos, enredaderas leñosas conocidas como lianas, arbustos y muchas otras especies. De su fauna, se puede decir que existe una gran variedad de insectos, entre los que se destacan las hormigas, las mariposas, los mosquitos, los insectos palo, entre otros. Del mismo modo habitan las guacamayas, monos, jaguares, caimanes, anacondas, panteras, entre muchos otros.

Es muy importante la preservación de las selvas ya que ellas representan el pulmón natural del planeta, ya que ellas proveen el 40% del oxígeno de la tierra, además de que en ella se pueden ubicar el mayor número de especies animales y vegetales del mundo.

Según estudios, cada año se descubren nuevas especies que aún no habían sido descubiertas por el hombre, debido a lo peligroso y escondido de su ubicación. Es por esto que los seres humanos deben contribuir a evitar la tala y la quema de árboles en esta zonas, así como evitar la caza de animales.