Definición y Que Es
Separatismo

Es una especie de doctrina que promueve la desvinculación de una o varias partes de una entidad. Este tipo de ideología es impulsada por los llamados movimientos separatistas, éstos son una especie de movimientos sociales de naturaleza política, que luchan por lograr una autonomía en relación a un organismo político, al cual se encuentran sometidos.

Separatismo

Para muchos, el separatismo representa un peligro que va en contra de la unidad de la nación, ya que éste promueve la división de una parte del país, para después independizar el territorio separado, tratando con ello, de acabar con la unión de la nación y a su vez, con la identidad nacional.

Los motivos que originan la separación pueden ser diversos: políticas, culturales, regionales, étnicas, sexistas, lingüísticas o la mezcla de algunas de ellas.

Es muy común la existencia de este tipo de movimientos en Europa, África, Asia y con menor fuerza en el continente americano. Es importante señalar que algunos de estos movimientos separatistas recurren al terrorismo como medida de enfrentamiento, mientras que otros, utilizan los medios legales para obtener una paulatina independencia ajustada a derecho, como ocurrió en Escocia, Cataluña y Quebec.

Si bien es cierto que cada lucha o combate separatista debe ser analizada por separado, el tema de la identidad o nacionalismo es un factor común entre ellos; ya que la mayoría de estos conflictos se originan por cuestiones de identidad. Es decir, cuando un sector de la población se siente identificado con su nación, es difícil que surja algún problema, el conflicto aparece cuando en este sector, algunas personas (que pueden ser pocas o millones de ellas) comienzan a sentirse diferentes a los demás, partiendo de cualquier elemento, es allí cuando se va iniciando el separatismo.

A lo largo de la historia se han podido evidenciar algunos ejemplos de cómo algunos grupos humanos, que en algún momento de su vida se sintieron parte de un conjunto y que con el tiempo fueron modificando ese elemento de unión que les daba identidad. Un ejemplo de ello es el caso de Bélgica y Holanda. Los belgas y los holandeses formaban parte de un grupo que se encontraban enlazados por factores como el dialecto, ya que hablaban dialectos similares: el flamenco y el holandés. Pero las causas que los separaron en el siglo XVl fueron de origen religioso.

Sin embargo, a partir del siglo XX el tema de la religión dejo de ser importante, dejando de ser un factor de identidad para el grupo; ahora esa identidad la otorga el dialecto. Se puede observar entonces que los habitantes de estas regiones, que antes se identificaban unos como católicos y otros como protestantes, ahora comienzan a diferenciarse por el idioma que hablan, es por esto que el caso de Bélgica, unos hablan flamenco y otros hablan francés. Convirtiendo entonces, la lengua como causa de identidad.

En América latina está el caso de la separación de la Gran Colombia en el siglo XlX. Cabe recordar que la gran Colombia estuvo integrada por naciones que en la actualidad son Ecuador, Colombia y Venezuela y que debido a profundos micro nacionalismos terminaron por separarlos.