Definición y Que Es
Vasallaje

Durante la Época Medieval, el sistema político-económico imperante era el feudalismo. Dentro de este, se establecían relaciones, relacionada con la posesión de tierras, entre un señor feudal y un vasallo. A esto se le denominaba vasallaje. Era una especie de contrato, en el que se establecían una serie de reglas y compromisos que adquirían ambas partes; era concretado entre dos hombres libres y era de vital importancia no cometer una felonía, es decir, faltar gravemente a las regulaciones impuestas, puesto que perdería su efecto el documento. Se considera a este aspecto como el más importante de todo el sistema feudal, puesto que es aquel encargado de asegurar las redes de conexión feudales, estableciendo la pirámide del vasallaje.

Vasallaje

Durante la época del Imperio Romano, las relaciones entre los generales romanos y sus soldados eran estrechas, por lo que, en algunas ocasiones, dejaban de lado a su Emperador. Pronto, estas relaciones recíprocas de lealtad añadirían un nuevo elemento, que aseguraba se mantuvieran a través del tiempo: los generales entregarán porciones de las tierras que poseían a los legionarios, quienes, a su vez, tendrían a ciudadanos no esclavizados trabajando para ellos. Con el conjunto de guerras civiles que terminó por fragmentar al Imperio, este quedó, de cierta forma, divido de acuerdo a los feudos (tierras dominadas por señores feudales).

Ya entrada la Edad Media, se establecieron quienes serían los hombres que optarían por tener territorios considerables. En la pirámide, justo en la cúspide, se encontraba el Emperador, luego se encontraban los reyes, bajo ellos los altos nobles (duques, marqueses y condes), después la nobleza media, que, cabe destacar, dependían de los anteriores, y por último la baja nobleza, como los caballeros, barones, vizcondes, entre otros. Los clérigos también podían tener vasallaje, por su relación cercana con la nobleza.