Definición y Que Es
Vegetaciones

También conocido como adenoides, se refieren a un tejido de tipo linfoide que se localiza en la parte superior de la garganta, específicamente en la parte trasera de la nariz detrás del rostro, el objetivo principal de estos es evitar el ingreso al organismo de agentes que puedan ser nocivos para la salud, tal es el caso de virus, bacterias y hasta el mismo polvo que en ocasiones puede provocar alergias, las vegetaciones una vez que perciban a tales elementos proceden a activar la respuesta inmunitaria del organismo (defensas del cuerpo), por lo general los niños poseen unos adenoides mucho más desarrollados que los adultos, puesto que su sistema de defensa siempre está en constante actividad, debido a que los niños se mantienen en constante contacto con agentes nocivos.

Vegetaciones

El crecimiento en exceso de las vegetaciones puede significar un problema, ya que en muchos casos puede terminar por obstruir la cavidad nasal, y las denominadas trompas de Eustaquio, lo que puede provocar que el oído se infecte, al igual que ocurre con la rinofaringe, tales afecciones se pueden presentar de forma repetitiva. La infección es otra de las complicaciones provocado por el crecimiento del adenoides, puesto que no hay ventilación alguna por dicha zona.

Los principales síntomas que presentan los pacientes al momento de presentar una obstrucción por causa de vegetaciones son las modificaciones en la forma de la respiración, ya que a causa de la obstrucción de las fosas nasales el paciente se verá obligado a respirar solo por la boca, también presentara exceso de mocos en las fosas nasales, es muy común que los afectadas ronque al dormir e incluso pueden llegar a dejar de respirar por pocos segundos, lo que no les permite dormir bien, por lo que sentirán fatiga el resto del día.

Al primer momento de sospecha de vegetaciones los expertos recomiendan que se acuda a un especialista para que sea éste quien les indique el procedimiento a seguir, esto se debe a que en la actualidad aún se conoce un tratamiento específico para esta afección. Por lo general para poder realizar un diagnóstico correcto, es necesario que se realicen radiografías a la faringe, puesto que dichas estructura no se pueden observar a simple vista.