Definición y Que Es
Violencia Doméstica

Es un tipo de violencia que se da dentro del entorno familiar y se presenta cuando una persona trata de ejercer poder y controlar a otra que tenga un vínculo con la familia, este abuso puede ir desde el uso de la fuerza física, hasta el acoso y la intimidación.

Violencia_Doméstica_1

La violencia doméstica se presenta cuando algún miembro de la familia arremete física o psicológicamente contra otro miembro del entorno familiar, las víctimas más comunes que suelen sufrir de estos abusos son los niños, las mujeres y las personas dependientes (ancianos, personas con discapacidad etc). Ésta se puede presentar en distintas modalidades, entre las más comunes se pueden mencionar las siguientes:

Violencia psicológica: se da mediante la humillación, con el fin de hacer sentir insegura a la víctima, utilizando para ello palabras obscenas, insultos y gritos que buscan bajar la autoestima y la moral a la víctima, en comparación con el maltrato físico, éste es más difícil de detectar ya que, las víctimas suelen callar el abuso por miedo a ser juzgados por la sociedad.

Violencia contra la mujer: se presenta cuando la pareja (en este caso el hombre) pretende ejercer su autoridad con el fin de dominar y controlar a la pareja, por lo general los agresores suelen presentar problemas psicológicos, como control de la ira, baja autoestima, problemas para comunicarse, entre otros. Generalmente este tipo de maltrato se caracteriza porque el agresor ejerce violencia física, como golpes que en casos extremos pueden llevar al asesinato, también los insultos forman parte de este tipo de violencia, que con el paso del tiempo van disminuyendo la autoestima de la mujer.

No solo la mujer (en la pareja) sufre este tipo de abusos, también el hombre puede ser víctima de los maltratos, el método que se utiliza en este caso es similar a la violencia contra la mujer, pero en éste el rol del agresor es ejercido por la mujer.

También en los niños y los adolescentes en el hogar la violencia está presente, ésta se ve motivada cuando los padres pretenden imponer un modelo rígido en el hogar e inflexible, donde los niños o adolescentes son visto como una propiedad, suele presentar agresiones físicas como método de enseñanza, también los comentarios despectivos e hirientes hacia los menores, provocando estrés y trastornos psicológicos, en casos extremos puede provocar deterioro en el sistema nervioso.