Definición y Que Es
Volcán

En la corteza terrestre existen una gran cantidad de formaciones, que pueden surgir por diversas razones. Entre estas se encuentran las formaciones geológicas, que son estudiadas por la litología, por presentar características tanto estructurales como de composición distintas a las de las formaciones rocosas adyacentes. Estas demandan millones de años para que puedan constituirse por completo y, cabe destacar, siempre se mantienen en cambio; cada uno se forma de manera distinta: algunas nacen de los residuos solidificados, mientras que otras aparecen por medio de los cambios de temperaturas y presión a los que se someta a una roca ya formada (rocas metamórficas).

Volcán

Los volcanes, por su parte, son aquellas formaciones geológicas, también denominadas fisuras, en las que se acumula una cantidad considerable de materiales y sustancias volcánicas, que son expulsadas por un orificio, mejor conocido como cráter, justo en la punta del cono. El término proviene del latín “vulcano”, nombre que recibía el Dios del Fuego de la mitología romana, cuyo equivalente era el Dios Hefesto, de la mitología griega. Este se concreta por la acumulación de los restos de materia, en un estado semisólido, que fluye a través del cráter, desde el interior de la Tierra. Se considera que le volcán más grande del mundo es Mauna Loa, ubicado a 13000 pies sobre el nivel del mar.

Cada cierto período de tiempo, gases, lava y rocas ígneas o magmáticas, son expulsadas, en un evento denominado “erupción”. Estos eventos tardan años en ocurrir y, por lo general, se trata de un proceso que ocurre de manera silenciosa, por lo que, cuando finalmente explota, las poblaciones en los alrededores, se ven muy afectados. Sin embargo, así como hacen erupción abruptamente, también pueden extinguirse; si se comprueba que está extinto y no dormido, se puede afirmar que entrará en erupción de nuevo.

Mayormente, los volcanes se forman en los límites de las placas tectónicas; de igual forma, también pueden aparecer bajo el agua, recibiendo, por ello, el nombre de “volcanes submarinos”. Cada uno consta de ciertos elementos, como lo son: la corteza, la zona externa, el manto, ubicada en la zona inferior, además del núcleo, la parte más cercana al centro de la Tierra.