Definición y Que Es
Zarismo

Es un término con el cual se designa a un tipo de gobierno que fue el adoptado en Rusia desde el año 1547 hasta 1917 año de la revolución en dicho país, todo esto a pesar de que en el 1721 Pedro I erradicara el título de zar por el de emperador, lo que no tuvo mucha popularidad y por lo tanto se mantuvo el zarismo. Se le otorgó ese nombre puesto que la figura de máxima en dicho estado era el zar (título con el cual se conocía al emperador de Rusia), era él quien tenía la máxima autoridad para hacer y ordenar lo que quisiera. Este sistema de gobierno se extendió a varias partes del mundo como Serbia y Bulgaria.

Zarismo

Este tipo de gobierno no era muy popular entre las personas, razón por la cual durante el mandato de Nicolás II, se cambió el sistema de gobierno a una monarquía de tipo constitucional, en donde se realizó la creación de un parlamento, los últimos hechos históricos en donde se mantuvo la figura del zar fue durante la intervención de Rusia en la Primera Guerra Mundial. Este tipo de gobierno se caracterizaba por ser del tipo absolutista, el cual no contaba con las condiciones mínimas necesaria para permitir el correcto desarrollo del área industrial y manufacturero, produciendo un rezago en la economía de la nación, la economía de estos estados era muy similar a la que se implementa en el feudalismo, centrándose principalmente en áreas relacionadas con la agricultura. Estos emperadores eran personas que se creían dueños del poder económico y político de su país.

Por otro lado en el ámbito religioso, los zares también tenían una notable influencia, siendo considerado como el protector de la Iglesia Ortodoxa Rusa, lo que le daba gran poder sobre las decepciones referentes a lo religioso. En lo social, los ciudadanos eran principalmente campesinos y personas pertenecientes a la clase obrera, con una minoría perteneciente a la clase media, mientras que el poder se concentra en una minoría que era la que poseía la mayoría del poder y los recursos, uno de los principales problemas del zarismo era su incapacidad para solucionar los inconvenientes surgidos por el crecimiento aunque poco de la industria de Rusia, y su desarrollo social, su participación en la Guerra mundial le dejó consecuencias de las que nunca se pudo recuperar, lo que desencadenó las protestas del pueblo, hecho conocido como la revolución rusa.