Definición y Que Es
Geodesia

La geodesia es una disciplina científica que se centra en el estudio de las dimensiones y la forma de la Tierra. En este sentido, es similar a la topografía, pero hay una diferencia significativa entre las dos, porque la topografía está orientada en un territorio específico y en pequeña escala y la geodesia se ocupa de la medición terrestre en grandes áreas. Por esta razón, a menudo se dice que donde termina la topografía, comienza la geodesia.

geodesia

El origen remoto y el objeto de estudio fue en el siglo ll a. C, el griego Eratóstenes calculó la longitud aproximada del ecuador a través de medidas de ángulos de sombra y otras medidas solares. Otros científicos griegos comenzaron a medir el tamaño aproximado de la Tierra y su forma, así como la distancia desde el Sol y los primeros mapas terrestres. Por todo esto, se considera que la geodesia es una de las ciencias más antiguas ideadas por el ser humano.

Podría decirse que esta disciplina tiene que ver con definir dónde están los territorios de nuestro planeta y para ello se realizan mediciones terrestres. Estas mediciones establecen dónde se encontraron los continentes en otras etapas geológicas y, al mismo tiempo, cómo se están moviendo. Por otro lado, de acuerdo con las mediciones geodésicas, fue posible determinar que la Tierra no es una esfera perfecta, pero es un poco más ancha en el centro. Algunas de sus características:

  • El análisis geométrico que se centra en el estudio de la superficie de la tierra.
  • El conjunto de parámetros que sirven para establecer un sistema de coordenadas y que se conoce como referencia geodésica.
  • Los sistemas de referencia universales que son utilizados por todas las naciones.

Desde principios de la década de 1990, la geodesia tiene una herramienta muy útil, el sistema de posicionamiento global, mejor conocido como GPS. Desde los puntos de referencia del espacio, los estudios geodésicos permiten determinar la latitud y longitud de cualquier posición y estos datos son cruciales para la navegación.

El conocimiento de la estructura geográfica de una región es esencial para la construcción de ferrocarriles, carreteras o túneles. Con la incorporación de los datos proporcionados por los satélites, ya es posible observar los cambios en la corteza terrestre, la duración exacta de los días o cómo se mueven las mareas.