Definición y Que Es
Anemia

La anemia trata de una patología que se caracteriza por la disminución anormal de los glóbulos rojos que se encuentran en la sangre o cuando los mismo presentan deficiencia de hemoglobina (proteína con alto contenido de hierro, responsable de dar la tonalidad roja a la sangre) la cual es la encargada de proporcionar la capacidad a los glóbulos rojos de trasladar el oxígeno desde los pulmones hacia todo el organismo, esto puede producir en el afectado, constante sensación de cansancio, mareos frecuentes, dolores de cabeza y debilidad en el cuerpo, en los caso en donde no se trata a tiempo, puede llegar a causar daños en órganos vitales como el corazón y el cerebro.

anemia

Qué es anemia

El concepto de anemia deriva de la disminución en el número de glóbulos rojos en la sangre o en los niveles de hemoglobina en relación con los valores normales. La función principal de los glóbulos rojos es el transporte de oxígeno en la sangre y su liberación en diferentes tejidos. El oxígeno se transporta dentro de los glóbulos rojos unidos a la hemoglobina. Se puede decir que, la anemia puede manifestarse debido a una enfermedad hematológica o secundaria a muchas otras enfermedades.

La anemia puede ser provocada por diferentes factores entre los cuales destacan, la eliminación de los glóbulos rojos, antes de que éstos cumplan su periodo de vida normal, lo cual puede ser provocado por alteraciones en el sistema inmunológico, las enfermedades como el cáncer o la artritis reumatoide también pueden dar paso al origen de la anemia, al igual que la acción de algunos fármacos, en casos como la talasemia es muy probable que la principal, causa sea hereditaria. Otras causas pueden incluir alteraciones en la médula ósea (mieloma múltiple, linfoma, mielodisplasia entre otros.), toda esta información del origen es necesario para curar anemia.

Qué es glóbulos rojos

Como se resaltó anteriormente, estos son un tipo de célula sanguínea que se produce en la médula ósea y se encuentra en la sangre. Los glóbulos rojos contienen una proteína llamada hemoglobina, que transporta el oxígeno desde los pulmones a todas las partes del cuerpo. En general, el control de la cantidad de glóbulos rojos en la sangre forma parte de una prueba llamada hemograma completo (CSC), que se puede usar para determinar la presencia de afecciones como anemia, deshidratación, desnutrición y leucemia. También se le llama eritrocitos y RGR.

Cuáles son los tipos de anemia

Luego de resaltar el concepto de anemia se puede decir que, existen diversos tipos de anemia que son desarrolladas según la causa o motivo por el cual se destruyen los glóbulos rojos, acá algunas de ellas:

Anemia ferropénica

Ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente hierro ya que este, ayuda a producir glóbulos rojos. La anemia ferropénica la cual se desarrolla por deficiencia de hierro es la forma más habitual de anemia.

La anemia por deficiencia de hierro ocurre cuando las reservas del cuerpo disminuyen. Esto puede suceder por:

  • Pierde más células sanguíneas y hierro de lo que el cuerpo puede reemplazar.
  • El cuerpo no absorbe suficiente hierro.
  • El cuerpo absorbe hierro, pero no consume suficientes alimentos con este elemento.
  • El cuerpo necesita más hierro de lo normal (por ejemplo, si está embarazada o amamantando).

Anemia perniciosa

La definición de anemia megaloblástica refiere que este es un tipo de anemia que es causada por gastritis atrófica y la subsiguiente pérdida de las células parietales del estómago responsables de la secreción del factor intrínseco.

En el concepto de anemia perniciosa se muestran enfermedades endocrinas como resultado secundario, acá van incluido: el hipoparatiroidismo, la diabetes tipo 1, la enfermedad de Addison, el hipopituitarismo, la enfermedad de graves, la tiroiditis crónica, la miastenia gravis y el vitiligo.

También debido a problemas digestivos o medicamentos que alteran la absorción gástrica, como infecciones por Helicobacter pylori, gastritis crónica, enfermedad de Crohn, vegetarianos estrictos que no consumen suficientes alimentos enriquecidos con vitamina B12 o un suplemento de vitamina B12, pobreza, desnutrición, esprue tropical o celíaco, dietas deficiente durante el embarazo (especialmente en el primer trimestre), en pacientes bajo tratamiento para la tuberculosis, especialmente aquellos que toman ácido paraaminosalicílico, colchicina y neomicina.

Anemia microcítica

Esta anemia es característica por la producción de glóbulos rojos más pequeños de lo normal. El pequeño tamaño de estas células se debe a la disminución en la producción de hemoglobina, el componente principal de los eritrocitos.

Las causas de la anemia microcítica son:

  • La falta de globina (talasemia).
  • La falta de suministro de hierro al grupo hemo (anemia por deficiencia de hierro).
  • La liberación de hierro más baja para el grupo hemo de hemoglobina (anemia inflamatoria).
  • Los defectos de la síntesis de hemo (anemias sideroblásticas).

Anemia normocítica

El significado de anemia normocítica se desarrolla puntualizando las afecciones en la médula ósea generados por radiación o envenenamiento por químico, plantas o fármacos.

Anemia falciforme

La anemia de células falciformes es una forma hereditaria de anemia, una enfermedad caracterizada por una insuficiencia de glóbulos rojos sanos para transportar un nivel adecuado de oxígeno a través del cuerpo. Entre los síntomas de esta anemia se encuentran:

  • Episodios de dolor (crisis)
  • Hinchazón en las manos y pies acompañado con dolor.
  • Constantes infecciones en las diversas áreas del cuerpo.
  • Problemas de visión.

Anemia hemolítica

Es un trastorno en el que los glóbulos rojos se destruyen más rápido de lo que la médula ósea puede producirlos. El término para la destrucción de glóbulos rojos es hemólisis. Hay dos tipos de anemia hemolítica:

  • Intrínseca: disminución de los glóbulos rojos se debe a un defecto dentro de los mismos glóbulos rojos. Las anemias hemolíticas hereditarias a menudo se heredan, como anemia de células falciformes, talasemia o eritrocitosis. Estas condiciones producen glóbulos rojos que no viven tanto como los glóbulos rojos normales.
  • extrínsecas: acá los glóbulos rojos se desarrollan de manera saludable, pero luego se destruyen quedando atrapados en el bazo, destruidos por una infección o destruidos por medicamentos que pueden afectar los glóbulos rojos. En casos severos la destrucción tiene lugar en la circulación.

Anemia megaloblastica

Tipo de anemia caracterizada por glóbulos rojos muy grandes. Además de los grandes glóbulos rojos, el contenido interno de cada célula no está completamente desarrollado. Esta malformación hace que la médula ósea produzca más células y, a veces, las células mueren antes de la esperanza de vida de 120 días. Los glóbulos rojos pueden ser ovalados en lugar de redondeados y en forma de disco. Entre sus síntomas se encuentran:

  • Palidez anormal o falta de color de la piel.
  • Irritabilidad
  • Disminución del apetito.
  • Diarrea.
  • Constante cansancio, fatiga, falta de energía.
  • Dificultad para caminar.
  • Constante sensación de hormigueo en las manos y los pies.
  • Lengua suave y sensible.
  • Músculos débiles.

Anemia de fanconi

Conocida por sus siglas ¨AF¨ representa un trastorno hereditario, ubicado en la reparación del ADN, se caracteriza por pancitopenia progresiva con insuficiencia de la médula ósea, malformaciones congénitas variables y predisposición a desarrollar tumores sólidos o hematológicos.

En 2 de 3 de los pacientes, los primeros signos de AF son: malformaciones congénitas que pueden afectar el esqueleto, la piel y los sistemas urogenital, cardiopulmonar, gastrointestinal y nervioso central.

anemia fanconi

Anemia sideroblástica

Son un grupo diverso de anemias caracterizadas por la presencia de sideroblastos anillados (eritroblastos con mitocondrias grandes llenas de hierro perinuclear). Las anemias sideroblásticas pueden ser adquiridas o congénitas.

El concepto de anemia sideroblástica se caracteriza por un uso inadecuado de hierro para la síntesis de hemo (anemias desarrolladas por el inadecuado uso del hierro). Esta anemia se caracterizan en algunos casos por la presencia de policromatofilia y eritrocitos con costuras policromatofilia (siderocitos).

Anemia drepanocítica

Este es un trastorno transmitido por las padres. Los glóbulos rojos, que generalmente tienen la forma de un disco, tienen una forma semilunar. Los glóbulos rojos transportan oxígeno por todo el cuerpo.

Esta enfermedad se hereda de ambos padres, de suceder el caso, el gen de la célula falciforme de solo uno de los padres, tendrá el rasgo epizoo crítico. Las personas con este rasgo no tienen los síntomas de la enfermedad de células falciformes.

Este tipo de condición es mucho más común en personas de ascendencia africana o mediterránea. También se ve en personas de América Central y del Sur, el Caribe y el Medio Oriente.

Anemia aplásica

El significado de anemia aplástica es basado en un trastorno en la sangre bastante raro y grave. La persona que tenga anemia aplásica su médula ósea tiene problema para producir células sanguíneas nuevas. Las causas de esta enfermedad son:

  • Sustancias tóxicas como: pesticidas, arsénico y benceno.
  • Contacto directo con radioterapia y quimioterapia para el cáncer.
  • Ciertos medicamentos.
  • El virus de Epstein- Barr, el VIH o la hepatitis son algunas de las infecciones.
  • Trastornos autoinmunes.
  • Ciertas condiciones heredadas.
  • El embarazo.

Causas de la anemia

La anemia se produce cuando la sangre no tiene suficientes glóbulos rojos. Esto puede suceder si:

  • El cuerpo no produce suficientes glóbulos rojos.
  • El sangrado hace que pierda glóbulos rojos más rápido de lo que pueden ser reemplazados
  • El cuerpo destruye los glóbulos rojos.

Se puede decir que, el cuerpo humano produce tres tipos de células sanguíneas que son: los glóbulos blancos para combatir infecciones, las plaquetas para ayudar con la coagulación y los glóbulos rojos para transportar oxígeno por todo el cuerpo.

Síntomas de la anemia

Los síntomas característicos de esta patología son la palidez del cuerpo, provocado por la disminución en los niveles de hemoglobina en el organismo y por el cierre de los vasos, sensación de cansancio, el paciente sufre de fatiga constante incluso al realizar poco esfuerzo, latidos acelerados del corazón, se puede ver afectado el sistema nervioso a nivel neuronal, lo que puede provocar alteraciones en la vista, dolores fuertes de cabeza, dificultad para concentrarse, el paciente no puede dormir, en algunas ocasiones se puede desorientar, en el caso de las mujeres se puede ver afectado el ciclo menstrual y retención de líquido.

Luego de un diagnóstico de anemia se debe conocer primero la causa de la misma, sin embargo la meta principal es elevar los niveles de oxígeno que deben transportar los glóbulos rojos al organismo, esto se puede hacer aumentando la cantidad de glóbulos rojos en el cuerpo o en su defecto las concentraciones de hemoglobina en el cuerpo, claro está que no se puede dejar de lado la causa que le da origen a esta enfermedad. Es por ello que los médico luego de dar un diagnóstico de anemia, suelen recetar la administración de hierro vía oral si el responsable es la disminución del mismo. En los casos en donde el responsable es la disminución de vitamina B12 y ácido fólico se procede a administrar los mismos, con el fin de ponerlos.

Tratamiento para curar la anemia

Para curar anemia se debe consumir alimentos ricos en proteínas, hierro, ácido fólico y vitaminas B, como carnes, huevos, pescado y espinacas. Estos nutrientes estimulan la producción de glóbulos rojos en la sangre, que normalmente son bajos cuando se tiene anemia.

Otro consejo importante para una buena dieta es consumir al menos un alimento rico en vitamina C después del almuerzo y la cena como una naranja o un trozo de piña, ya que esta vitamina aumenta la absorción de hierro a nivel intestinal, ayudando a combatir la enfermedad.

tratamiento anemia

10 alimentos altos en hierro para curar la anemia

  • Mariscos como almejas, mejillones, y sobre todo berberechos, son muy buenos.
  • Hígado y morcilla.
  • Carnes rojas magras: ternera, buey.
  • Verduras de hoja verde: berros, acelgas, espinacas.
  • Frutos secos: anacardos, nueces, avellanas, pistachos, almendras tostadas.
  • Sésamo.
  • Legumbres: garbanzos, lentejas, soja, guisantes, germinado de lenteja.
  • Productos integrales: trigo, pan, arroz, pan de avena, amaranto tef.
  • Alga espirulina.
  • Pistachos, kiwi, levadura de cerveza, entre muchos otros fundamentales para una dieta anemia.