Definición y Que Es
Devengado

Devengado es un término utilizado en el área de contabilidad, auditoría y contabilidad financiera. La acumulación es la adquisición de un derecho y, en consecuencia, una obligación para el cumplimiento de la condición acordada. Ejem: cuando un trabajador está condicionado a obtener un salario para la producción de 5 artículos, una vez que se han producido, el trabajador ha adquirido el derecho a su salario en virtud de haber cumplido con la condición establecida y, en consecuencia, adquiere el salario devengado y preestablecido.

Devengado

Devengado Significado Jurídico

Adquirir derecho a alguna percepción o compensación por trabajo, servicio u otro título. Acumulación de salarios, intereses, etc. Haz que algo valga la pena. Adquirir el derecho a una percepción o remuneración por el trabajo proporcionado, los servicios realizados u otros títulos. Se dice que los costos, tarifas, salarios, etc. se gana lo que se produce, como intereses o ingresos.

Principio de Devengado

El principio de acumulación es una regla contable que establece que las transacciones o eventos económicos se registran en el momento en que ocurren, independientemente de la fecha de pago o cobro.

El objetivo del principio de devengo es que las cuentas anuales de una empresa reflejen claramente el patrimonio, la situación financiera y los resultados económicos obtenidos por ella en ese período, asignando los gastos e ingresos al período en que las cuentas anuales se refieren y afectan a los mismos, independientemente del momento de cobro o pago.

Incluso si una empresa tiene un ingreso o un gasto que aún no se ha cargado o pagado, la operación debe contabilizarse en el momento en que se realiza y no cuando hay movimiento de dinero (no cuando se cobra o paga). Además, el principio de devengo garantiza que en cada ejercicio contable, la compañía lleva a la cuenta de resultados (cuenta de pérdidas y ganancias) exclusivamente los gastos e ingresos correspondientes a ese período.

En el caso de los subsidios, se debe tener en cuenta que cuando se otorga una subvención, se produce la recuperación monetaria del mismo, pero su asignación a la cuenta de resultados no debe realizarse hasta que este subsidio sea definitivo: que ocurre cuando los requisitos son establecidos en la propia concesión.

Ejemplo del Principio de Devengo

En el mes de diciembre de 2017, la empresa ZZ vende una flota de camiones, por lo que la venta se contabilizará ese mismo año, incluso si el cliente paga el año siguiente. Es fácil llegar a este punto, pero para complicar un poco más la pregunta.

La misma empresa, la empresa ZZ, contrata a una agencia de publicidad para llevar a cabo una campaña de marketing. Estos servicios se prestaron en el mes de noviembre de 2017, fecha en que se emitió la factura correspondiente; sin embargo, el contrato firmado entre la empresa y la agencia de publicidad establece que el pago debe realizarse tres meses después de la emisión de la factura, es decir, en el mes de febrero de 2018.

Como se observa, el principio de devengo requiere el registro de transacciones de acuerdo con el flujo real de bienes y servicios, independientemente de cuándo se realice el cobro o el pago. En el ejemplo que concierne, teniendo en cuenta que el servicio se prestó y facturó en el año fiscal 2017, el registro contable debe presentarse en 2017 y no al momento del pago, en febrero de 2018.

Devengación Contable

Los registros contables de las entidades públicas se mantendrán de forma acumulativa. El ingreso acumulado es el momento contable que tiene lugar cuando existe un derecho legal para recaudar impuestos, derechos, productos, usos y otros ingresos de entidades públicas. El gasto acumulado es el momento contable que refleja el reconocimiento de una obligación de pago a favor de terceros para la recepción de la conformidad de los bienes, servicios y obras públicas contratadas; así como la ley que deriva de los tratados, leyes, decretos, resoluciones y sentencias definitivas.

Explicación del postulado básico

  • Los ingresos derivados de contribuciones y participaciones deben entenderse como realizados cuando existe el derecho a cobrar; es decir, esto es el sinónimo de devengado.
  • Los gastos se consideran acumulados desde el momento en que se formalizan las transacciones, al recibir los servicios o bienes a satisfacción, independientemente de la fecha de pago.

Período contable

  • La vida de la entidad pública se divide en períodos uniformes de un año calendario, para conocer periódicamente la situación financiera a través del registro de sus operaciones y rendición de cuentas.
  • Con respecto a la contabilidad del gobierno, el período relativo es de un año calendario, que incluye desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre, y está directamente relacionado con la ejecución de la Ley de Ingresos y el año fiscal del presupuesto de gastos.
  • La necesidad de conocer los resultados de las operaciones y la situación financiera de la entidad pública, hace que sea esencial dividir la vida continua de la misma en periodos uniformes que permitan su comparabilidad
  • En el caso de que una entidad pública comience a operar durante el transcurso del año, el primer año contable cubrirá desde el comienzo de estos y hasta el 31 de diciembre; en el caso de las entidades públicas que dejen de existir durante el año, concluirán sus operaciones en esta fecha e incluirán los resultados obtenidos en la cuenta pública anual correspondiente.
  • A los efectos de evaluar y monitorear la administración financiera, así como la emisión de estados financieros para propósitos específicos, los informes contables pueden presentarse para diferentes períodos, sin que esto implique la ejecución de un cierre.

Logros de la Contabilidad

El postulado básico: Los efectos derivados de las transacciones realizadas por una entidad económica con otras entidades, transformaciones internas y otros. Los eventos que lo han afectado económicamente, deben contabilizarse en su totalidad, en el momento en que se producen, independientemente de la fecha en que se consideren para fines contables.

Explicación del postulado básico

Actas: Una transacción es un tipo particular de evento en el que la transferencia de un beneficio económico entre dos o más entidades media. La transacción puede ser recíproca cuando cada entidad recibe y transfiere recursos económicos, o recíproca, cuando solo una de las entidades recibe recursos económicos y otra transfiere esos recursos; por ejemplo, en el caso de donaciones o aportes otorgados o recibidos.

Las transacciones se reconocen cuando se establece un acuerdo para una de las partes involucradas en dicha transacción y surge una obligación para la otra parte involucrada, independientemente de cuándo se realicen. Por ejemplo, cuando los bienes han sido entregados, ya sea en el lugar de destino o en el lugar de envío, según lo acordado; cuando el servicio haya sido otorgado o recibido; cuando ha habido transferencias de propiedad o adquisiciones de activos a través de un contrato de arrendamiento financiero, entre otros.

Transformaciones internas

Las transformaciones internas son cambios en la estructura financiera de la entidad, como resultado de decisiones internas, que causan efectos económicos que modifican sus recursos o fuentes.

Las transformaciones internas se reconocen cuando modifican la estructura de sus recursos y sus fuentes. Por ejemplo, la transformación de la materia prima en producción en proceso y ese estado en “producto terminado”, o el abandono de una planta o una parte de ella, entre otros.

Otros eventos

Los eventos son de importancia que afectan económicamente a la entidad en sí, que no están relacionados con las decisiones de la administración de la entidad y están parcial o totalmente fuera de su control. Los eventos que resultan de la interacción entre una entidad y su entorno se llaman eventos externos, mientras que los eventos que ocurren dentro de la entidad y que están fuera de su control se llaman eventos internos.

Ejemplos de situaciones que se incluyen como eventos son: fluctuaciones en el valor de una moneda extranjera; cambios en el poder adquisitivo de la moneda; los efectos de una huelga general, una inundación o un terremoto; el cierre de la frontera para un artículo que fue importado; la quiebra o suspensión de pagos decretada para un cliente de la entidad; los cambios que el mercado tiene como resultado de las mejoras tecnológicas de los competidores; la modificación de los tipos impositivos, la falla mecánica de un bien o la reducción del valor de un bien inutilizable, obsoleto o dañado, entre otros.

Dada la necesidad de reconocer tales eventos, estos se consideran acumulados cuando se conocen, considerando su naturaleza y la posibilidad de ser cuantificados razonablemente en términos monetarios. Sin embargo, no es factible establecer reglas detalladas sobre cuándo debe reconocerse un evento contable, debido a su variedad y que es difícil o casi imposible anticipar específicamente cuándo ocurra un evento.

  • En su conjunto

    Esto permite reunir un conocimiento suficiente y completo de los eventos que han tenido lugar en una entidad, que posteriormente servirán como base para informar sus aspectos relevantes en los estados financieros.

  • Una vez que todos los efectos se han incorporado al sistema de información contable, la preparación de la información financiera como un derivado de dicho sistema debe cumplir con los objetivos de los estados financieros establecidos por la NIF A-3, así como los requisitos de calidad contenidos en la NIF A- 4.

  • Momento en el que se producen.

    La contabilidad en base devengada (también llamada “contabilidad de acumulación” ) no solo captura transacciones, transformaciones internas y eventos pasados ​​que representaron cobros o pagos en efectivo, sino también, gastos devengados, obligaciones de pago en el futuro y recursos que representan efectivo por cobrar en el futuro. Las reglas particulares determinan cuándo y bajo qué circunstancias estarán sujetas al reconocimiento contable.

  • Realización

    La realización se refiere al momento en que se materializa el cobro o el pago del artículo en cuestión, que normalmente ocurre al recibir o pagar en efectivo o su equivalente, o, al intercambiar dicho artículo por derechos u obligaciones; por ejemplo, cuando el cobro o el pago del artículo se realiza con un activo fijo. Incluso si la recaudación o el pago no se han materializado, el elemento en cuestión se considera acumulado cuando se produce, ya que se considera que se lleva a cabo a efectos contables, cuando se cobra o paga, es decir, cuando se convierte en una entrada de efectivo o salida. u otros recursos. Dado lo anterior, el momento de la contabilidad de acumulación de un juego, no necesariamente coincide con su tiempo de realización.

  • Período contable

    Los efectos derivados de las transacciones y las transformaciones internas llevadas a cabo por una entidad, así como otros eventos que la afectan económicamente, deben identificarse con un período determinado convencionalmente (período contable), para conocer periódicamente la situación financiera y el resultado de las operaciones de la entidad.

    La necesidad de circunscribir la información financiera en una fecha o período determinado surge de las demandas del entorno empresarial, que requiere evaluaciones periódicas del desempeño económico de las entidades, ya que los usuarios de la información financiera no pueden esperar hasta el final del período de la vida de la entidad para conocerla.

    El concepto de período contable supone que la actividad económica de la entidad, que tiene una existencia continua, puede dividirse en períodos convencionales, que varían en extensión, para presentar la situación financiera, los resultados operativos, los cambios en el capital o la equidad contable y los cambios en su situación financiera, incluidas las operaciones, que, aunque no se han completado, ya han afectado económicamente a la entidad.

    Para este propósito, se establece que el período contable es equivalente a un ciclo de operación normal de la entidad, cuando es igual o mayor a un año; cuando el ciclo es inferior a un año o no se puede identificar, el año financiero de la entidad debe considerarse como el período contable. El ciclo operativo normal de una entidad es el tiempo entre la adquisición de activos para su procesamiento y la realización de los mismos derivados de su disposición.

  • Iva Devengado

    El IVA acumulado es el IVA que un trabajador por cuenta propia o una empresa cobra a sus clientes en las facturas emitidas a ellos.

    En débito puede completar el modelo de IVA trimestral 303 y declarar el IVA acumulado de las facturas que emita a sus clientes.

    Los autónomos y las empresas deben aplicar el IVA a las facturas que emiten. El IVA que aparece en el modelo de factura es lo que se conoce como IVA acumulado o pasado.

    Iva

    IVA devengado en una factura: Al hacer una factura, el emisor, ya sea por cuenta propia o empresario, tiene que pasar el IVA del servicio o que vende.

    Repercutir el IVA significa que es el cliente quien debe asumir el impago de este impuesto a través de la factura.

    El trabajador por cuenta propia o empresario es el contribuyente, es decir, quien debe cobrar el impuesto y luego declararlo a la Agencia Tributaria.

    En la factura, el IVA debe desglosarse siempre en los siguientes términos:

    • La base imponible, que es la cantidad de servicios o productos antes de aplicar los impuestos.
    • La tasa de impuesto, que es la cantidad del impuesto (en este caso, el IVA) que se agrega a la base imponible.

    IVA devengado en el modelo 303

    El modelo 303 es la declaración de IVA que el trabajador por cuenta propia o el empresario tiene que entregar, cada tres meses, a la Agencia Tributaria.

    En este modelo de declaración, el contribuyente debe registrar todo el IVA que se ha pasado (y, por lo tanto, recaudó) en sus facturas durante ese período. En detalle, debe ofrecer la siguiente información desagregada:

    La tasa del IVA

    • La base imponible
    • El contingente fiscal.
    • IVA acumulado en un programa de facturación
    • Cada vez más autónomos y empresarios utilizan programas de facturación para gestionar la facturación de sus negocios.
    • Estos softwares incorporan en sus plantillas de facturas la posibilidad de aplicar el IVA acumulado en sus diferentes tipos, así como generar el modelo 303 automáticamente.