Definición y Que Es
Disglosia

La palabra disglosia es un término técnico que se utiliza para denominar las afectaciones o trastornos que sufren algunos niños en el habla, también es llamada dislalia orgánica. Se debe a malformaciones de la lengua, labios, mandíbulas, dientes y paladar. Este término surgió en el siglo XX como dislalia o dislexia. Está compuesta por el prefijo” dis” que significa “dificultad” y ya fue incluido en el vocabulario griego para denotar trastornos. Luego “glosia” que en griego es “glossa” lengua hablada, habla.

Disglosia

Qué es Disglosia

La disglosia es un trastorno que perjudica la articulación de los fonemas y afecta con mayor frecuencia a los niños y niñas. La disglosia infantil es un trastorno de los órganos del habla, se trata de un malformación en la boca, los dientes, la lengua y los labios. En consecuencia, el niño o niña que sufra con disglosia tiene inconvenientes importantes para la pronunciación de las palabras.

El niño afectado por disglosia infantil recibe las terapias adecuadas y una buena educación, pero dificilmente logrará una pronunciación exacta. Sin embargo, con la ayuda y apoyo de sus padres o representantes, de sus familiares y de profesionales, puede superar, al menos parcialmente, esta dificultad.

Tipos de Disglosia

Este trastorno puede desarrollarse en cualquier órgano del habla
, por lo tanto hay varios tipos, mencionados a continuación, pero es importante saber que para tener definido qué tipo de disglosia tiene el paciente, debe acudir con el especialista.

Disglosia Mandibular

Es cuando la alteración o trastorno se presenta en uno o los dos maxilares. Puede ser de origen congénito, quirúrgico y traumático. Las causas pueden estar relacionadas con la resección de la mandíbula. Las terapias logopédicas deben ser: ejercicios mandibulares, labiales, linguales y además realizar actividades articulatorias. Algunas de las causas son:

  • Extirpación del maxilar superior/inferior:
    Esto ocurre cuando hay presencia de tumores y también puede ocurrir en accidentes.
  • Disostosis maxilofacial: se refiere a la malformación “particular” de la mandíbula, pero que presenta otras anomalías.
  • Progenie: se refiere al crecimiento muy exagerado de la mandíbula inferior y que trae como consecuencia un mal cierre de los órganos maxilares.
  • Atresia mandibular: aquí aparece la anomalía por la detención en el desarrollo del maxilar inferior de origen congénito o pero también puede ser adquirido, por ejemplo cuando los niños se chupan los dedos y como consecuencia, hay mala oclusión de los maxilares y una posición de los dientes dislocada.

Disglosia Dental

Es un trastorno en las articulaciones, que afectan las piezas dentales, por lo tanto, afecta la posición de los dientes. Las causas son muchas, entre ellas desequilibrios hormonales, herencia familiar, la alimentación, ortodoncias y hasta las prótesis.

En este caso al realizar intervención quirúrgica se debe llevar un seguimiento para prevenir alteraciones articulatorias. Este tipo de procedimiento son hechos por ortodoncistas.

Disglosia Palatina

Es una malformación del velo del paladar o del paladar óseo. Su origen puede encontrarse en una fisura palatina qué sucede cuando dos mitades del paladar no se unen en el medio, la fisura abarca el paladar óseo y la apófisis del maxilar superior, en alguno casos es asociado al labio superior, que se refiere a la malformación denominada labio leporino.

labio leporino

Esto sucede cuando el tejido que forma el paladar no se une adecuadamente. Algunos bebés tiene estas hendiduras en la parte de adelante o atrás del paladar. Los niños con labio leporino tiene problemas para comer y hablar, por lo general sufren de infecciones en el oído, son constantes los problemas de audición. problemas en sus dientes.

Los niños con esta condición de labio leporino pueden tener problemas para comer o hablar. La cirugía debe realizarse antes de los 12 meses de edad y la de paladar hendido, 18 meses.

Entre otras malformaciones se tiene paladar corto, velo largo, perforaciones, ausencia de pilares, malformación de la úvula.

Disglosia lingual

La disglosia lingual se refiere a una alteración de la articulación de fonemas, debido a un trastorno en la lengua que es el órgano activo de los sonidos, y precisa de una excelente sincronía de sus movimientos durante el habla; por ello, la precisión lingual se altera debido a:

Malformaciones congénitas de la lengua como:

  • Glosectomía: extirpación total o parcial de la lengua mediante una intervención quirúrgica.
  • Frenillo corto: el mayor problema se observa cuando pronuncia los sonidos /d/, /l/, /n/, /R/, ya que impide que la lengua pueda elevarse, también es llamado anquiloglosia.
  • Parálisis uni/bilateral: cuando hay parálisis del nervio hipogloso (quien es la responsable de la inervación de la lengua) presenta pocas molestias cuando es unilateral y mucha dificultad para masticar y hablar cuando es de tipo bilateral.
  • Macroglosia: se presenta mediante el aumento del tamaño de la lengua, lo que afecta y va disminuyendo los movimientos linguales, es tanto, que la lengua permanece inmóvil en el suelo de la boca, casi todos los fonemas se dificultan /d/, /l/, /t/, /s/, /k/, /g/.

Disglosia labial

La disglosia labial es un trastorno de la articulación de los fonemas debido a la alteración de la forma, fuerza, movilidad de los labios. Las más frecuentes son:

  • Labio leporino: anomalía congénita que inicia en la simple depresión del labio hasta llegar a la hendidura total. Las malformaciones pueden ser simple o total, unilateral o bilateral.
  • Frenillo labial superior hipertrófico: la membrana entre el labio superior y los incisivos se desarrollan más de lo normal y hasta de manera excesiva. Tienen problemas para articular los fonemas /p, /b/, /m/, /u/.
  • Fisura del labio inferior: se presenta una hendidura en el labio inferior.
  • >Parálisis facial: presenta lesiones y anomalías en el oído medio. Tienen problemas para pronunciar los fonemas /f/, /n/, /o/, /u/.
  • Macrostomia: esto ocurre cuando hay alargamiento de la hendidura bucal que están estrechamente relacionadas con las malformaciones en la oreja.
  • Heridas labiales: cuando hay heridas en la zona del labio ocasionan alteraciones en la articulación de los fonemas.
  • Neuralgia del trigémino: este se presenta con fuerte dolor y de corta duración, específicamente en la cara en las zonas oftálmica, maxilar superior e inferior.

Cuales son las causas de una Disglosia

Entre las causas de la diglosia se encuentran las malformaciones congénitas craneofaciales, parálisis periféricas y anomalías adquiridas en la estructura orofacial o de extirpaciones, los trastornos del crecimiento.

Existen tres aspectos que pueden relacionarse con la disglosia o disglosia infantil si es el caso. Sin embargo, no constituyen la causa directa de la enfermedad. Aunque sí dificultan más el cuadro y hacen que el adulto o niño active los mecanismos compensatorios para mejorar el habla. Estos aspectos son:

  • La deficiencia intelectual en grado variable: está relacionado con síndromes que afectan a la estructura craneofacial.
  • La hipoacusia: debido a una estructura inadecuada o por las alteraciones existentes en los órganos de la audición.
  • La deprivación psicosocial: tiene que ver con el aspecto físico y las dificultades fisiológicas que traen consigo las alteraciones anatómicas.

Existen también aspectos que interfieren o dificultan los mejores resultados a los tratamientos aplicados en el paciente como son:

Lesiones en el sistema fonoarticulatorio

Una adecuada articulación fonética que le permitirá al niño ser escuchado y comprendido, transformándose en una valiosa herramienta para expresarse, interactuar con el medio y obtener eficacia en las comunicaciones. Es bien sabido que a medida que los niños crecen y adquieren habilidades en la articulación, su pronunciación será más clara, fluida y correcta.

Durante este período de organización y desarrollo del lenguaje oral pueden presentarse defectos articulatorios que son fisiológicos en esta etapa evolutiva y conocidos como dislalias de evolución. No obstante, si estos errores de pronunciación se mantienen más allá de los 4 años de edad, sería conveniente consultar al logopeda. Este profesional luego de efectuar una valoración del menor y concretar el diagnóstico podrá determinar si el caso amerita o no una intervención, informando y asesorando adecuadamente a la familia acerca de los resultados obtenidos.

Malformaciones congénitas (labio leporino, paladar óseo, cavidad nasal)

Las malformaciones congénitas ocurren durante el desarrollo del feto antes del nacimiento. Por eso es recomendable llevar los embarazos bajo supervisión médica, ya que esto permitirá la detección temprana de anomalías cromosómicas y otras anomalías de origen genético que se puedan presentar, esto se realiza a través de la amniocentesis, pruebas diagnósticas y muestreos, lo que ha hecho posible, reducir el índice de problemas congénitos.

Aproximadamente seis de cada doscientos bebés nacidos en los Estados Unidos tienen malformaciones o disglosia infantil congénitas que afectarán la forma en que se ven o se desempeñarán, por el resto de sus vidas.

  • Labio Leporino: esta malformación de las estructuras de la cara incluyen desde el desarrollo incompleto del labio superior, en el que se se hace una hendidura, hasta la prolongación bilateral de esta hendidura, y está constituido por el hueso del maxilar, el paladar y llega incluso hasta la úvula o campanilla, puede coincidir con la disglosia nasal. El labio leporino es ocasionado por un crecimiento descompensado de los dos lados del labio y suele generarse durante los tres primeros meses del embarazo, es uno de los defectos de nacimiento más frecuentes.
  • Paladar Óseo: se refiere a una hendidura en el paladar, por lo que hace posible que se comunique la cavidad bucal y la nasal. Afecta al paladar blando y al paladar duro. Está acompañado de otras malformaciones como labio leporino, que igualmente dificulta el habla, hay presencia de problemas durante la alimentación y dificultad en el crecimiento de los dientes.
  • Cavidad Nasal: estas afectaciones también originan la disglosia nasal y se vinculan a tumoraciones nasales congénitas de la línea media, quistes dermoides, encefaloceles y gliomas nasales; una ocurre entre los veinte mil a cuarenta mil nacidos en Estados Unidos. Es más común en el sureste de Asia, donde ocurre un caso por cada 5.000 nacimientos.

Trastornos de crecimiento

El crecimiento se consigue por el aumento del tamaño y número de las células del cuerpo. Está comprometido el crecimiento como la división celular que dependerá de la capacidad para asimilar los nutrientes encontrados en el ambiente que se desarrolla. Los alimentos son utilizados para construir nuevas estructuras celulares. El crecimiento no puede mantener los valores elevados del primer año de vida. Es tanto que el crecimiento de una persona sufre cambios previsibles a lo largo de la vida.

Tratamiento de la disglosia

En el tratamiento de la disglosia, se debe realizar mediante intervenciones multidisciplinarias, dependiendo de su naturaleza y del trastorno del lenguaje. La disglosia afecta varias zonas del paciente, y a través de varios especialistas pueden lograr que el paciente alcance un desarrollo normal.

Los especialistas o profesionales que deben integrar el equipo para ayudar al afectado son:

  • Neonatólogo: este especialista es el primer contacto que tiene con el bebé y con él se inicia el tratamiento. Realiza rápidas evaluaciones de crecimiento y desarrollo neonatal, se encarga de evaluar la anomalía o malformación detectada y así establecer la mejor forma de alimentación y los recursos necesarios para formar el equipo de intervención para el pequeño.
  • Pediatra: este se encargará de llevar a cabo un seguimiento, es el profesional que tiene un contacto directo con los padres, tiene la responsabilidad y misión de mantener a los padres informados del avance, procedimientos y tratamientos que se vayan a realizar. Por ende estará en constante comunicación con todo el equipo multidisciplinario.
  • Ortodoncista: este especialista se encargará de corregir al inicio y durante el desarrollo del tratamiento una correcta dentición, adecuación del paladar y de las piezas dentarias.
  • Logopeda: este profesional trata la parte funcional del aparato digestivo (inicialmente) y respiratorio. Su misión y objetivo es que el paciente logre el correcto funcionamiento de la fonación.
  • Psicólogo: este profesional es fundamental, debe trabajar al inicio con los padres y luego con el niño. Inicia con los padres porque debe disminuir el dolor que sienten de ver la malformación de su hijo y luego con el niño o niña para lograr incluirlo e integrarlo a la sociedad y que tenga una autoestima adecuada.
  • Cirujano: este se encarga de coordinar el tratamiento explicando a detalle, fortaleciendo y enviando al paciente a integrarse de manera adecuada al tratamiento hasta que se lleve a cabo la intervención quirúrgica, por eso es conveniente realizar estas operaciones durante la infancia para que los órganos bucofonatorios que estén alterados puedan ser reparados antes de iniciar el proceso del habla. Además, cuando se realizan después de adultos, es más frecuente la repetición de operaciones.

Diferencias entre la Disglosia y la Dislalia

La disglosia son trastornos en las articulaciones de los fonemas por alteración o daños graves en los órganos periféricos del habla, en cambio la dislalia se refiere a las alteraciones en la articulación de los fonemas pero de tipo funcional.