Definición y Que Es
Enemistad

Las relaciones personales son parte de la rutina diaria de un ser humano que convive con otros. Existen vínculos gratificantes como la amistad centrada en la unión que surge de compartir afinidades y tiempo en común. Sin embargo, también hay otros vínculos marcados por la baja simpatía y el rechazo del otro (antipatía).

Enemistad

Debe señalarse que a veces esta enemistad puede ocurrir después de haber compartido una relación cercana. La enemistad produce un sentimiento de rechazo hacia la otra persona, una sensación desagradable que daña, principalmente, a quien la sufre. Por otro lado, también se debe señalar que no hay enemistad recíproca, es decir, una persona puede sentir aversión hacia otra persona que no responde con el mismo rechazo.

Cuando una persona está enemistada con otro u otros, comienza a sentir sentimientos de rechazo, odio y va experimentando rabia, es importante mencionar que la aversión es un sentimiento negativo distinto a la indiferencia. Una persona que hace que otra persona sufra mucho porque está alimentando un sentimiento no ético, el odio hace que el punto de atención se centre en el objeto de aversión.

La amistad y el buen trato, solo trae calidad de vida, buena vibra, alta autoestima, buen humor y entusiasmo, por el contrario, la aversión produce dolor, frustración, enojo y decepción. La inteligencia emocional recomienda que para establecer buenas y nutritivas relaciones personales  es sumamente importante que las personas ocupen su tiempo en actividades gratas que aporten a los vínculos afectivos y dejar de lado las relaciones que solo agregan preocupaciones.

Usa la bondad y el corazón para enfrentar el odio. Por otro lado, desde el punto de vista del amor propio, es muy bueno desear y aprender hacer el bien a los demás porque en la medida que das viene de vuelta de forma multiplicada o con más fuerza como lo muestra la ley del espejo. Una persona tiende a responder con amabilidad a los gestos de otra persona, por lo tanto, lo bueno que ofrece vuelve a usted con más fuerza. La mejor manera de responder a la enemistad de otra persona es haciendo caso omiso, sigue adelante y recuerda que es imposible ser querido, hacer el bien y no mirar a quien.