Definición y Que Es
Entrenamiento de Fuerza

El entrenamiento de fuerza junto con la resistencia y la velocidad es una de las tres cualidades físicas básicas del ser humano. El entrenamiento de este aspecto libera el estrés, aumenta la quema de calorías, la densidad ósea, la masa muscular y también ayuda a eliminar el dolor de espalda.

Entrenamiento de Fuerza

Las tareas diarias, como cargar al niño, subir escaleras y otras, no solo influye en levantar o mover algo pesado. Es un concepto mucho más global, que afecta a todo el cuerpo, y que debe y puede desarrollarse a lo largo de la vida activa del hombre. Un cuerpo fuerte siempre es sinónimo de un cuerpo sano.

En procesos de rehabilitación se busca reparar las estructuras y uno de los aspectos a tratar es recuperar el tono muscular del área en cuestión. Esa recuperación del tono no es otra cosa que recuperar la fuerza. Estos procesos de recuperación utilizan diferentes sistemas de entrenamiento de fuerza, como la isometría, el uso de tensores y bandas elásticas, plataformas desestabilizadoras, etc.

Desde el comienzo de la vida, el tono muscular es un aspecto muy importante; el cambio del cuadrúpedo al de pie en los niños se ve respaldado por el aumento en el tono de los músculos de soporte, lo que le da al cuerpo la fuerza suficiente para mantener el cuerpo en posición vertical sobre ambas piernas y poder caminar.

El entrenamiento de fuerza ofrece varios beneficios:

  • Liberación de estrés. Para el tipo de entrenamiento y segregación hormonal que produce ciertas actividades.
  • Aumento en la densidad ósea. Es importante en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis e incluso en las etapas de desarrollo del niño.
  • Tonificación, creación y definición de la masa muscular y refuerzo de la articulación.

De la misma manera, cuando se habla del entrenamiento de “fuerza”, es probable que se asocie con la posibilidad de aumentar el riesgo de lesión, ellos perderán su “feminidad”. No son más que “leyendas urbanas de entrenamiento”, no es necesariamente así. El secreto es entender que la “fuerza” no tiene un solo medio de entrenamiento o desarrollo individual, sino saber lo que se logra con un cuerpo fuerte.