Definición y Que Es
Estabilidad Monetaria

La estabilidad de precios es sinónimo de estabilidad monetaria y refiere a una situación económica enfocada en el nivel de los precios y sus cambios. Cuando existe inflación o se presenta un aumento generalizado en los precios de una economía, por lo tanto, cuando hay inflación, no hay estabilidad monetaria y presentándose el caso en un país puede traer inestabilidad económica, desespero, migraciones en gran escala e importantes problemas políticos en el país.

Estabilidad Monetaria

El mantener el valor de una moneda es una de las cosas que aluda una estabilidad monetaria ya que, es el elemento principal para estimular el ahorro, atraer producción productiva y así promover un crecimiento sostenido de la economía. Todo esto puede hacerse controlando la inflación.

La inestabilidad monetaria tiene resultados previsibles, como la inflación y la escasez, que en primer lugar es el aumento repetido e incontrolado de los precios de los bienes y servicios comercializados en el mercado y, en segundo lugar, la desaparición de esos bienes y servicios; servicios que no pueden ser producidos o prestados debido a la imposibilidad de recuperar la inversión o simplemente porque siempre habrá alguien que produzca poco puede obtener precios exagerados debido a la demanda excesiva.

Básicamente, se cree que una estabilidad monetaria atrae beneficios para una nación puesto que los precios relativos son fundamentales en la asignación de recursos. La alta inflación tiene costos sociales, entre los que podemos mencionar: cambios en los precios relativos debido a problemas monetarios, dificultad de ciertos sectores para mantener sus ingresos reales, aumento en los costos de transacción e incremento en los costos de búsqueda de información, etc.

Cabe destacar, por otro lado una política monetaria conceptualiza un conjunto de acciones ejercida por un banco central, comité regulador o conversión que determina la tasa o tamaño de la oferta monetaria, que además modifica o produce cambios en las tasas de interés. Se mantiene a través de acciones tales como la modificación de la tasa de interés, la compra o venta de bonos del gobierno y el cambio en la cantidad de dinero que los bancos deben mantener en la bóveda o en las reservas bancarias.