Definición y Que Es
Fracking

Fracking o fracturación hidráulica es un método no convencional de obtención de gas, es decir, no consiste en la perforación de una gran bolsa de gas, que una vez penetrada libera el combustible a la superficie gracias a la diferencia de presión. En este caso, se trata de extraer pequeñas concentraciones dispersas de hidrocarburos (también se puede hacer con petróleo).

Fracking

El fracking difiere de otras técnicas de extracción de combustibles fósiles en que es necesario fracturar las rocas donde se encuentran el gas y el petróleo acumulados.

Para hacerlo, se hace una perforación vertical de cuatro o cinco kilómetros y luego se introduce agua mezclada con productos químicos para fracturar el sustrato rocoso, filtrando el combustible en el conducto.

Antes de la demonización del petróleo, se consume más y más gas natural (ya que emite menos gases de efecto invernadero). Pero en la extracción de esto, la técnica del fracking se usa a menudo, destruyendo paisajes en muchas áreas del planeta. Las empresas están buscando depósitos desesperados de gas natural para no quedarse sin negocio. Algunas de estas reservas son casi inaccesibles, aquí es en donde se desarrolla el fracking.

En los Estados Unidos, ha sido ampliamente utilizado y ha sido cuestionado por varios estudios, que indican no solo su impacto ambiental, sino también el peligro que representa para la salud.

El sistema usa varios miles de litros de agua (que en sí mismo es una aberración ecológica) que, además, se mezclan con productos químicos y arena. Este compuesto se inyecta a alta presión en los depósitos encerrados en la roca densa del subsuelo y libera el gas natural. Estos compuestos químicos, que rompen o diluyen la roca, contaminan el suelo y los acuíferos subterráneos.

Las industrias petroquímicas han tratado de controlar la contaminación con doble revestimiento de cemento y otras medidas, pero aún existen impactos ambientales que se resumen a continuación:

  • Contaminación del agua subterránea: debido a que las grietas causadas por el fracking viajan de manera impredecible bajo tierra, existe el riesgo de que los depósitos de aceite y el agua usada contenga entre 2% y 4% de productos químicos tóxicos como metanol, benceno, tolueno, etilbenceno y xileno. agua. Además, la carcasa, es decir, el revestimiento de cemento, protege la tubería solo a cierta profundidad, por lo que existe el riesgo de filtrar el agua contaminada en áreas sin recubrimiento.
  • Emisiones de gases de efecto invernadero: el metano utilizado tiene un efecto invernadero 25 veces mayor que el del dióxido de carbono.
  • Terremotos antropogénicos o sismicidad inducida: a pesar de no ser significativos, han producido temblores cuyos efectos aún no se han estudiado.
  • Contaminación acústica: debido a la perforación y extracción, el ruido generado en los pozos es alto.
  • Impactos del paisaje: tanto las tuberías como toda la infraestructura son temporales y las consecuencias del desgaste no se han calculado además del impacto visual de cada una de las plantas. Entre otras.