Definición y Que Es
Gonorrea

La gonorrea es causada por una bacteria llamada Neisseria gonorrhoeae y es una infección curable. Se transmite durante el sexo vaginal, anal y oral (hacer o recibir). Muchos hombres infectados tienen síntomas, mientras que la gonorrea en mujeres no lo tienen, o sus síntomas son muy leves (casi no duelen ni se notan). Incluso cuando las mujeres tienen síntomas, pueden confundirse con una infección de vejiga o vaginal. Si la mujer tiene síntomas puede incluir un líquido que sale de su vagina, acompañado de dolor al orinar.

Gonorrea

Gonorrea definición

La gonorrea, es conocida también como: uretritis gonocócica y blenorragia, es una inflamación infecciosa de la mucosa genital, es decir, es una infección que se transmite por contacto sexual y es causada por la bacteria gonocócica.

Es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes en el mundo, por lo tanto, es común que tanto hombres como mujeres la sufran una vez en sus vidas si no han sido lo suficientemente prudentes, al momento de tener relaciones sexuales.

El epitelio columnar de la uretra y el endocérvix es la primera área que atacarán las bacterias gonocócicas, aunque también existen otras áreas del cuerpo, no genitales, como la faringe, el recto y la conjuntiva de los ojos, que también se puede estar afectadas por la acción de las bacterias antes mencionadas.

Cabe señalar que la gonorrea en mujeres, la vulva y la vagina también pueden verse afectadas porque están unidas a las células epiteliales, pero es el cuello uterino el que será el primer lugar de infección. Asimismo, la madre puede transmitirlo a su hijo durante el embarazo. Entre las formas más comunes de infección se mencionan el embarazo y en el momento del parto, el contacto sexual o el contacto con las áreas infectadas.

Síntomas de la gonorrea

Los síntomas de la gonorrea en el hombre, suelen aparecer entre dos y veintiún días después de la infección y el más común es una descarga uretral de la mucosa, blanquecina o purulenta clara, localizada en la punta del pene. También es común sentir dolor al orinar, sensación de ardor en la uretra, dolor e incluso inflamación de los testículos. Por otro lado, los hombres pueden conducir a uretritis y prostatitis.

Mientras tanto, la gonorrea en mujeres, generalmente se manifiesta como un flujo vaginal más, aumenta la necesidad de orinar, también, puede haber vómitos, fiebre y náuseas; Además, si la bacteria se expande a las trompas de Falopio, puede causar dolor en la parte inferior del abdomen.

En esos casos, las consecuencias pueden ser bastante graves, y los órganos reproductivos pueden afectar su adecuado funcionamiento. Para su tratamiento, según sea el caso, generalmente se prescriben una variedad de antibióticos capaces de tratar con esta bacteria.

Los síntomas típicos que aparecen son:

  • Dolor o ardor al orinar.
  • Aumento de la frecuencia urinaria.
  • Flujo vaginal purulento.
  • Sensación de picazón uretral.
  • Dolor con las relaciones sexuales.
  • Dolor en la parte baja del abdomen.
  • Irritación en las amigdalas ya que puede existir gonorrea en la garganta.

Complicaciones

el hecho de que esta enfermedad sea asintomática en algunos casos puede conducir a una infección crónica y, por ende, otros efectos. Estas complicaciones se producen cuando la infección se ha diseminado a los genitales internos, como el útero, las trompas y los ovarios. Entre las múltiples complicaciones se encuentran:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Vulvovaginitis.
  • Salpingitis (infección de las trompas de Falopio con la consiguiente cicatrización y oclusión que causa dificultad para futuros embarazos).
  • Esterilidad.
  • Dolor al tener relaciones sexuales (dispareunia).
  • Infección diseminada (caso muy grave).
  • Infección en la cavidad abdominal con afectación hepática.
  • Artritis (de hecho, la primera causa de artritis infecciosa en adultos jóvenes).
  • Problemas oculares en el recién nacido de una madre infectada.
  • Ser afectado por esta enfermedad aumenta las posibilidades de contraer otras enfermedades como el SIDA.

Tratamiento para la Gonorrea

La importancia del tratamiento de la gonorrea se basa en tres puntos. El primero es el alivio de los síntomas, el segundo es la prevención de sus complicaciones y el tercero es la prevención de la infección. Es importante identificar a todos los contactos sexuales de esa persona para tratarlos y examinarlos, así tratar de prevenir la propagación.

Esta enfermedad se trata administrando antibióticos que deben cubrir no sólo las bacterias que causan la enfermedad, sino que también deben cubrir una posible infección por la gonorrea o clamidia, ya que la coinfección por esta bacteria alcanza el 50%.

Prevención

La única forma 100% efectiva de prevenirla es la abstinencia sexual, aunque tener relaciones sexuales con una sola pareja también ayuda a prevenir esta enfermedad, siempre que se asegure que su pareja también mantenga relaciones monógamas. El uso de condones desde el comienzo de la relación sexual también puede prevenir la infección, aunque desafortunadamente no es un método infalible.

Es importante mencionar que sólo el médico le dirá cuál es la cura de la gonorrea más eficaz contra esta enfermedad, aunque se establecen tratamientos muy específicos:

Se puede tratar con una dosis única de ceftriaxona (una cefalosporina de nueva generación), inyectada en un músculo; o en su defecto, tomados en forma de pastillas durante una semana.

El tratamiento a su vez para la clamidia es obligatorio, porque como se ha dicho, la coinfección por estas dos bacterias es muy frecuente. Para tratarla, se utilizará doxiciclina o azitromicina. En mujeres embarazadas, el tratamiento para la clamidia puede ser reemplazado por eritromicina, pero el tratamiento para una posible infección por clamidia siempre debe estar asociado.

Nunca se automedique, y siempre consulte a su profesional de la salud. La gonorrea puede mostrar multirresistencia a los medicamentos, lo que dificulta cada vez más la curación con los tratamientos habituales.

Esto se debe a algunas situaciones específicas, como el acceso a la compra de antibióticos por parte del público sin tener en cuenta el asesoramiento de profesionales; falta de adherencia a los tratamientos, lo que solo fortalece las bacterias; prescripción inadecuada del agente antibiótico; mutaciones genéticas de la propia bacteria. Siga siempre las recomendaciones de su médico y farmacéutico para obtener el mayor beneficio de los medicamentos contra la infección.

Formas de Contagio de la Gonorrea

Cualquier persona con actividad sexual está en riesgo de infección. La difusión es oral, vaginal y rectal. Esta bacteria prolifera en lugares cálidos y húmedos del cuerpo, como las trompas de falopio, la uretra, la garganta e incluso los ojos.

Factores de riesgo

Aunque las personas de todas las edades con actividad sexual tienen riesgo de infección, las edades con mayor riesgo son entre 20 y 24 años. En España, esta enfermedad está aumentando alarmantemente debido al abandono del uso del condón y el turismo sexual. Especialmente en riesgo son las personas con múltiples parejas sexuales, que tienen una pareja con antecedentes de enfermedades de transmisión sexual y relaciones sin uso de condón o preservativos.

Puede contraerse por contacto con la boca, garganta, ojos, uretra, vagina, pene o ano. La gonorrea es la segunda enfermedad de transmisión más frecuente registrada. Aproximadamente 330,000 casos ocurren en los Estados Unidos cada año.

Las bacterias proliferan en las áreas húmedas y cálidas del cuerpo, incluido el tubo que lleva la orina fuera del cuerpo (uretra). En las mujeres, las bacterias se pueden encontrar en el sistema reproductivo (que incluye las trompas de Falopio, el útero y el cuello uterino).

Los proveedores de atención médica en los Estados Unidos están obligados por ley a informar a la Junta de Salud del Estado sobre todos los casos de gonorrea. El propósito de esta ley es garantizar que la persona reciba la atención de control adecuada. Además, es necesario encontrar y examinar a las parejas sexuales.

Es más probable que tenga esta infección si:

  • Tiene múltiples parejas sexuales.
  • No uses un condón durante el sexo.
  • Consumir alcohol o drogas ilícitas en exceso.

Si la mujer está embarazada y tiene gonorrea, puede transmitir la infección a su bebé durante el parto. Esto puede causar serios problemas de salud para su bebé, es importante hablar con su médico tratante para obtener los exámenes séricos y físicos adecuados y de esta manera recibir el tratamiento adecuado, según sea necesario. Tratar la gonorrea lo antes posible disminuirá las posibilidades de que su bebé tenga complicaciones de salud.

Cuando la gonorrea no se trata, puede causar problemas de salud graves y permanentes tanto en hombres como en mujeres, pudiendo quedar estériles si sufren una complicación gonocócica con epididimitis en el caso de los hombres, o con salpingitis o enfermedad inflamatoria pélvica en el caso de mujer.

Si la gonorrea no se trata, puede propagarse a la sangre y las articulaciones, e incluso puede causar la muerte. Es fácil relacionarlo con una relación orogenital (sexo oral), por lo tanto, no sólo debe haber penetración del pene. Esto es más frecuente en las mujeres, ya que se piensa que es más seguro tener sexo oral con un hombre, puesto que no se corre el riesgo de un embarazo y es totalmente cierto, sin embargo, el sexo oral no evita las enfermedades como la gonorrea. Es por eso que muchas mujeres pueden llegar a padecer de gonorrea en la garganta.

Recomendaciones

Gonorrea

Si decides tener relaciones sexuales, siempre usa un condón cada vez que lo hagas. Incluso si ya está usando otro método anticonceptivo, como la píldora, debe usar un condón. Esto se debe a que los condones son el único método anticonceptivo que reduce el riesgo de contraer la infección.

No siempre se puede saber si una persona tiene una enfermedad con solo mirarla. Sólo se pueden detectar mediante exámenes. Por supuesto, si observa algunos signos de infección, como por ejemplo una descarga inusual, consulte a un médico o visite un centro de salud inmediatamente. La enfermedad debe tratarse rápidamente para que no cause problemas de salud a largo plazo.

A veces, incluso los médicos no pueden saber si una persona está enferma con solo mirarla. Es por eso que se debe realizar análisis o exámenes de sangre. Las personas que tienen la enfermedad pueden no saberlo porque no siempre producen síntomas. Sin embargo, es posible transmitir el virus o la infección sin tener nunca un brote. La gonorrea que no se trata, puede transformarse en problemas de salud graves, como la esterilidad.

Cuando se inicia una relación e incluso si ambos creen que estás sano. Siempre use un condón, para estar seguro.