Definición y Que Es
Parálisis Cerebral

La parálisis cerebral no es más que un grupo de condiciones que afectan directamente la postura y los movimientos del individuo. Gracias a daños considerables en el cerebro, específicamente en las áreas que controlan los movimientos. En los primero años de vida una persona puede desarrollar un trastorno.

Parálisis Cerebral

Los síntomas de la parálisis cerebral, que varían significativamente de un paciente a otro, por lo que no hay dos casos iguales, generalmente se observan antes de los dos años de edad.

Por ejemplo, un individuo o niño presenta dificultad para caminar, debido a que los músculos de las piernas y caderas se contraen o se vuelven tensos, esto da como resultado que las piernas giren hacia adentro y crucen las rodillas (llamadas tijeras). Por otro lado, cuando son ambas piernas presentan el mismo síntoma se les denomina diplejía espástica.

En otros casos, solo se ve afectado un lado del cuerpo (hemiplejía espástica), a menudo con el arma más severamente afectada que la pierna.

La más grave es la tetraplejia espástica, en la que se ven afectadas las cuatro extremidades y el tronco, a menudo junto con los músculos que controlan la boca y la lengua. Los niños con tetraplejia espástica a menudo tienen retraso mental y otros problemas.

Los niños a menudo tienen problemas para aprender a controlar su cuerpo lo suficiente como para sentarse y caminar. Debido a que los músculos de la cara y la lengua pueden verse afectados, también pueden tener dificultades con la succión, la deglución y el habla.

Parálisis cerebral atáxica: Los afectados pierden la coordinación y el equilibrio, pueden caminar pero con dificultad, sus movimientos son descoordinados y pocos precisos la escritura también es afectada con la paralisis cerebral ataxica.

Cuando los espasmos y la debilidad afectan los grupos musculares debajo del cuello, se deben tener en cuenta las lesiones de la médula espinal. La diplejia espástica puede confundirse con la distrofia muscular. Si hay más de un individuo en la familia con déficit motor, debemos pensar en una enfermedad que no sea la parálisis cerebral, ya que no existe una “parálisis cerebral familiar”.