Definición y Que Es
Podología

El diagnosticar, analizar y tratar diversos trastornos relacionado con los pies, es la especialidad de la ¨Podología¨. El médico tratante o especialista en Podología es nombrado o llamado ¨Podiatra¨. Cabe destacar que el mismo puede atender o tratar muchas otras afecciones, siempre y cuando no requieran cirugías.

Podología

Desde 1988, la podología es una rama de la ciencia médica que se estudia en un diploma de 3 años (que pronto se convertirá en un título de 4 años como una adaptación al espacio europeo según el Tratado de Bolonia). El podiatra es un profesional calificado que ha sido preparado para la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la rehabilitación de las condiciones anormales de los pies y las extremidades inferiores. También actúa en la prevención y corrección de las deformidades del pie.

Profesionales con un nivel técnico en la rama, en otros paises tambien son considerados ¨Podiatras¨, sin embargo muchos especialistas y médicos, consideran que un técnico en Podologia es un subespecialista de la traumatología, realizando intervenciones quirúrgicas y ortopédicas; así como de la fisiatría, estando a cargo de esta última especialidad del diseño y adaptación de plantillas y zapatos especiales para corregir algunos desórdenes de estas estructuras.

Los podólogos tienen conocimientos de medicina general, fisiología, anatomía y otras ramas del conocimiento.

El dolor en los pies es una causa mas común de una visita al podiatra. Y es que molestias en la piel, específicamente en las zona de los pies se presentan por trastornos en las uñas, callosidades, entre otros factores, estas son una de las principales razones por la cual se generan problemas graves.

La ubicación del dolor es clave para identificar el trastorno que lo causa. El dolor en la planta del pie sugiere trastornos como la fascitis plantar, en la que una membrana gruesa que recubre y da forma a la planta del pie se inflama por sobrecargas o lesiones como las lágrimas, lo que causa un dolor muy intenso al levantarse. la mañana o después del descanso que alivia con los movimientos.

Es importante tener en cuenta que el podiatra tiene el poder de recetar medicamentos, al igual que un médico. Esto le permite tratar diversas patologías que requieren la ingesta de ciertos remedios por parte del paciente.