Definición y Que Es
Postectomía

La circuncisión o postectomía consiste en la resección de la piel del prepucio redundante. Las razones para realizar esta intervención pueden ser médicas, en pacientes con fimosis o culturales en ciertas religiones o sociedades.

Postectomía

Razones por la cual realizarse la circuncisión

  • Reduce el riesgo de infecciones del tracto urinario (ITU) durante el primer año de vida. Sin embargo, las UCI son raras y pueden tratarse. De la misma manera, previene infecciones debajo del prepucio, así como el prepucio apretado persistente, y evita problemas que impiden la salida del glande como fimosis, parafimosis y balanitis.
  • Reduce el riesgo de contraer algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS) en situaciones futuras. Por lo tanto, reduce la incidencia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en aproximadamente un 40%, así como las verrugas genitales en aproximadamente un 35% y el herpes simple tipo 2 en un 30%.
  • Reduce el riesgo de cáncer de pene. Sin embargo, es importante saber que el cáncer de pene es muy raro (1 caso entre 100,000 hombres). Por lo tanto, los hombres que no están circuncidados no deben alarmarse: el riesgo, aunque un poco más alto, es aún muy bajo. Hoy sabemos que el hecho de tener una fimosis (estrechamiento del orificio del prepucio, que impide la salida del glande) conlleva un riesgo más importante que sufrir cáncer de pene. Por lo tanto, es preferible para los hombres que sufren de fimosis y se someten a una circuncisión.

Cuando el motivo de la circuncisión es la cirugía médica, generalmente se lleva a cabo en la infancia, aunque en realidad la fimosis puede aparecer a cualquier edad y muchas veces se realizará en adultos e incluso en ancianos. La intervención de la circuncisión se puede realizar bajo anestesia general (especialmente en niños) o de forma ambulatoria con anestesia local y generalmente dura entre 30-60 minutos. Las principales complicaciones son sangrado o infección de la herida quirúrgica.

Desventajas de la circuncisión

  • Problemas con la operación. Los problemas que pueden surgir son infecciones de la piel o del torrente sanguíneo, hemorragias y diversos accidentes quirúrgicos tanto en niños como en adultos. Un estudio reciente mostró que 1 de cada 500 bebés circuncidados sufrió un efecto secundario grave. La cirugía es simple, pero debe saber cómo realizarla, de lo contrario pueden surgir problemas en la uretra. Tiene una duración de aproximadamente 30 minutos y los puntos de sutura se colocan por separado entre 10 y 14 días.
  • El procedimiento causa algo de dolor. Sin embargo, el profesional médico puede usar anestesia local alrededor del área para bloquear el dolor. También previene las relaciones sexuales durante algunas semanas y puede causar una ligera pérdida de sensibilidad, aunque este punto es un caso aislado. Puede tomar un tiempo acostumbrarse a las nuevas sensaciones. En cuanto al orgasmo vaginal, esto es menos frecuente si su pareja es un hombre circuncidado y la relación sexual puede ser menos placentera.
  • En el caso de los niños, debe decidirse rápidamente. Si inicialmente decide no circuncidar a su hijo y luego cambia de parecer después de que el bebé tenga 2 meses, el procedimiento requerirá anestesia general. Esta situación es delicada para el niño, así que trate de tomar su decisión final durante el primer mes de vida del bebé.