Definición y Que Es
Puesto

El término “puesto”, puede usarse para nombrar algo que se ha hecho, decidido no especificado, o la acción de dejar, apoyar o guardar una cosa. Un ejemplo de esto puede ser: ¨El Sr. no recuerda donde puso la llave¨, ¨ María puso todo su esfuerzo en el proyecto¨, Han puesto mucho dinero en juego¨. La palabra puesto según RAE (La Real Academia Española) es un lugar o sitio designado o determinado para la ejecución de algo.

Puesto

¿Qué es un puesto?

Un puesto también puede ser un lugar físico ocupado por una persona o una institución, este puede ser un puesto vacante laboral, o algo destinado a una determinada actividad: “En el puesto de la Gendarmería me recomendaron usar cadenas en los neumáticos ya que hay mucha nieve en la carretera”, “Terminan de inaugurar un nuevo puesto de ropa en el centro comercial”, “Por favor, llévame el informe a mi puesto de trabajo: es el que está al lado de la ventana”.

Asimismo, debe señalarse que las puestos en los mercados también son particularmente importantes. Por lo tanto, ya sea que tengan un edificio que los proteja o si están al aire libre, tienen tiendas de diferentes tipos para que cualquiera pueda comprar los productos que necesitan: frutas, carne, pescado, queso, verduras.

Puesto de trabajo

Entendemos por puesto de trabajo o puesto en una empresa, que es metafóricamente y concretamente el espacio que un individuo ocupa en una empresa, institución o entidad donde desarrolla algún tipo de actividad o empleo con el que puede ganarse la vida, ya que recibe un salario específico para ello. El trabajo es también lo que se ofrece y lo que se busca en los clasificados.

La noción de trabajo comienza quizás en la historia moderna, con los resultados de la Revolución Industrial y la creación de fábricas o industrias que requieren mano de obra desconocida o conocida, a diferencia de lo que sucedió hasta ahora con los grandes talleres o incluso con el trabajo rural. El trabajo es, entonces, un concepto abstracto que implica la actividad para la cual se contrata y de la cual recibirá un salario que se ha designado específicamente de acuerdo con el esfuerzo, el número de horas, la necesidad de conocimiento, el peligro de que el trabajo supone, etc.

El lugar de trabajo también puede referirse al lugar o espacio específico en el que la persona debe desarrollar su actividad, por ejemplo, un escritorio en una oficina, un bar, una mina, etc. En esta posición, la mayor parte del tiempo la persona debe compartir con colegas que realizarán la misma tarea y con quienes probablemente se consolidará algún tipo de relación de compañerismo o solidaridad. De todos modos, hay muchos trabajos que, debido a sus implicaciones, no le permiten a la persona establecer vínculos sociales, ya que son trabajos solitarios o de tiempos indefinidos.

En la actualidad, la noción de trabajo ha cambiado mucho en comparación con otras ocasiones debido a los cambios en las necesidades de los trabajos que tienen muchas empresas y fábricas, así como a las nuevas oportunidades de trabajo que surgen con medios como Internet.

Diseño de Puesto de Trabajo

Puesto

Un diseño adecuado del lugar de trabajo que tenga en cuenta los factores tecnológicos, económicos, organizativos y humanos, es sin duda fundamental para garantizar la seguridad y la salud de los empleados de la empresa, sin embargo es fundamental que éste arroje buenos resultados o efectos positivos en pro del bienestar de las personas que integran la organización.

Se debe diseñar la posición teniendo en cuenta el trabajador y la tarea a realizar, para que se ejecute de manera cómoda y eficiente. El diseño de los puestos de trabajo debe incluir todos los elementos que conforman el sistema de trabajo, incluidos los aspectos relacionados con el entorno físico y la organización del trabajo.

Si el puesto de trabajo está diseñado adecuadamente, el trabajador podrá mantener una postura corporal correcta y cómoda, evitando posibles lesiones en la espalda, problemas de circulación en las piernas, etc. Las principales causas de estos problemas pueden ser: asientos mal diseñados, parados durante mucho tiempo, extender los brazos demasiado lejos para alcanzar los objetos o una iluminación insuficiente, que obligue al trabajador a acercarse demasiado a las piezas.

El diseño de un nuevo puesto de trabajo, o el rediseño de uno existente, implica un procedimiento que consta de varias etapas. La intervención de los ergónomos no debe ocurrir después de que se hayan tomado las decisiones importantes (al final del proceso), sino antes, para tratar de resolver los problemas de diseño. La ergonomía debe estar presente desde el inicio del proceso de diseño e intervenir en todas sus etapas. Se recomienda una estrecha colaboración entre diseñador, ingeniero y ergonomista. Es importante que en todas las decisiones tomadas durante el proceso de diseño, se tenga en cuenta la complejidad entre la ingeniería y los factores humanos.

Por el contrario, un diseño inadecuado puede llevar a la aparición de riesgos para la salud y la seguridad y causar efectos negativos combinados con otros riesgos existentes. Un diseño correcto de los puestos de trabajo supone un enfoque global en el que deben tener en cuenta muchos y muy diversos factores entre los cuales sería necesario enfatizar los espacios, las condiciones ambientales, los distintos elementos o componentes necesarios para realizar la tarea (y sus relaciones), las características de la tarea en cuestión, la organización del trabajo y por último, pero no menos importante, las personas involucradas. Cabe resaltar que el diseño se debe regir por:

  • Normativa legal y técnica.
  • Documentos y material informativo.
  • Otra información de interés.

Etapas del Proceso de Diseño

Las principales etapas que conforman el proceso de diseño son las siguientes:

1. Análisis del sistema. Esta etapa implica la identificación de las principales operaciones que deben llevarse a cabo para obtener los resultados requeridos y la especificación del sistema de trabajo necesario para esto.

2. Asignación de tareas. En esta etapa, la distribución más adecuada de las diferentes tareas entre el sistema técnico y el operador, se decide de acuerdo con diferentes criterios: eficiencia, seguridad, calidad, etc.

3. Concreción del sistema. Por un lado, se trata de diseñar la configuración física más adecuada y seleccionar los dispositivos técnicos necesarios; por otro, definir los procedimientos de trabajo para el operador humano.

4. Validación. En esta fase, se realiza una evaluación del diseño a través de prototipos y simulaciones; también se introducen las mejoras necesarias.

5. Implementación. Antes de implementar el nuevo sistema de trabajo, los trabajadores deben ser informados de los objetivos que se pretenden y los cambios que se llevarán a cabo. Si es necesario, estos trabajadores también deben ser entrenados.

El procedimiento de diseño general tiene un carácter iterativo; El análisis y la síntesis del sistema de trabajo generalmente requieren revisar las etapas sucesivas varias veces para lograr una solución satisfactoria o para obtener varias soluciones, de las cuales finalmente se puede elegir la mejor.

Con frecuencia, las decisiones que deben tomarse en el proceso de diseño implican la adopción de soluciones de compromiso. Cuando no sea posible adoptar una solución técnica óptima desde el punto de vista ergonómico, será necesario sopesar cuidadosamente las consecuencias, especialmente si se exceden los límites establecidos por la ergonomía para las capacidades humanas.