Definición y Que Es
Querubín

En el cristianismo se le llama querubín a un tipo específico de ángel, perteneciente al segundo de los nueve coros angélicos, los cuales están liderados por los serafines, se les considera como los guardianes de la gloria de Dios, su nombre proviene del hebreo “kerub” que quiere decir los segundos, refiriéndose a los coros antes mencionado, la representación física con la cual se le conoce en el mundo secular es con la forma de un niño con alas.

querubin

Según los textos bíblico se caracterizan por ser guardianes, además de eso se dice que poseen una velocidad increíble comparables con la de un relámpago, la imagen de angelito se debe al origen de la palabra ya que en el hebreo “kerub” traducido al español puede significar angelito, se dice también que solo aquellos que son elevados a una instancia superior a la de un ser humano común pueden llegar a ver estos seres.

En la religión del judaísmo también se conoce la creencia de los ángeles y de su jerarquía, aunque en este caso las opiniones con respeto a ellos se encuentran bastante divididas, sobre todo en el judaísmo tradicional, ya que algunos consideran a los querubines como seres místicos, según los libros del zohar, dicen que estos ángeles fueron guiados por un líder llamado Kerubiel. Por otro lado según Maimonide quien tenía una interpretación de la biblia neo aristotélica dice que lo que en La Biblia se refiere como ángeles hace referencia en realidad a las distintas leyes de la naturaleza.

En culturas como las persas se sabe de la creencia de los querubines, ya que se puede observar en los restos de la Persépolis en Irán, una figura con cuerpo de hombre que tiene cuatro alas y cabeza de león, ya que para esta civilización el querubín era un guardián con alas que tenía cuerpo de animal y cuyo fin era proteger las puertas, otra imagen muy utilizada era la de cuerpo de toro con alas y la cabeza humana.

Muchos han sido los artistas que han emulado en sus obras a los querubines, especialmente con la forma en como se les conoce en el catolicismo (niño con alas) algunos de dichas obras fueron, el “Ángel cantando”, de Jan van Eyck, los querubines de la Capilla Sixtina y Última sentencia”, de Hans Memling.

Etimología de la palabra Querubín

La palabra querubín proviene del querub hebreo, que puede significar “toro” o “el siguiente” o “segundos”, en referencia al coro angélico liderado por los serafines. Con el paso de los siglos, la imagen de los querubines se asimiló a la de un ángel infantil. Querubines viene de los querubines hebreos con el mismo significado de “pequeño ángel”. Ahora, en su etimología hebrea, karov significa “cerca”. Debido a que en la disposición de los coros de los ángeles, los querubines están cerca de Dios, fueron llamados krubim. Hay discusiones sobre la ortografía de la palabra que suena igual (krubím y crubín), pero en hebreo está escrito con otras letras.

Ezequiel 10:14, I Reyes 6: 23-28; aquellos que se encuentran elevados a otra dimensión son los que pueden ver o visualizar a los querubines, en el momento o estado en el que el cielo se abre para ellos.

Definición de Querubín

En la tradición bíblica, un querubín es un tipo de ángel que está muy cerca de Dios, participando en su alabanza y adoración. Siguiendo la descripción que se da de ellos en los textos sagrados, los querubines serían seres de gran belleza de aspecto similar a los hombres, pero con cuatro caras y pies de ternera, contando con cuatro alas, dos para volar y dos para cubrir su cuerpo. Generalmente, en el mundo del arte, han sido representados las imágenes de querubín como niños o bebés, aunque la verdad es que también pueden ser jóvenes y adultos. Entre los querubines más conocidos se encuentran su líder, Kerubiel, y el ángel caído, Luzbel.

Diferencia entre Querubín y Ángel

En la primera jerarquía son los más importantes: querubines, serafines y tronos. Este tipo de ángeles trabajan juntos y bajo las órdenes inmediatas de Dios, sirviendo en muchos casos como sus consejeros y administradores de los más grandes y más importantes. Además, se podría decir que son “jefes” de los otros tipos de ángeles.

La segunda jerarquía está formada por ángeles que llevan el orden y el funcionamiento del cielo, podríamos decir que son una entidad administrativa de la que también dependen los ángeles de la tercera jerarquía.

La tercera y última jerarquía se presentan tanto arcángeles como ángeles. Estos son los que están en contacto con las personas que les traen el mensaje de Dios cada uno en diferentes roles, siendo aquellos que aparecen más en la Biblia para que sean más conocidos.

La angelología cristiana define el papel de cada tipo de criatura o ser divino. En el caso de los ángeles sus obras e importancia son las siguientes:

  • Los serafines: los serafines son los ángeles más importantes y los consejeros directos de Dios que trabajan a su lado.
  • Querubín: Los querubines son guardianes del universo desde un plano divino y sin contacto directo con los humanos, aunque gracias a su papel influyen positivamente en ellos.
  • Arcángel: Los Arcángeles realizan un trabajo importante comisionado por Dios y que afecta o tiene contacto directo con los humanos y seres que pueblan la Tierra. En la Biblia hablamos de 4 arcángeles por nombre.
  • Ángel: Generalmente se usa como un término genérico para rodear a los seres de las tres categorías, pero específicamente los ángeles realizan tareas mucho más específicas que un arcángel que interactúa con personas para llevar mensajes divinos o para cuidar a la humanidad de los peligros.

    Hay un tipo de ángel llamado ángel caído, estos son los que sirven al diablo. Los ángeles caídos traicionaron a Dios que los expulsó del cielo, perdiendo así sus alas y su capacidad. Según la biblia presenta 5 angeles caidos en donde se incluye a lucifer.

El querubín en el cristianismo – El querubín en la biblia hebrea

En la angelología cristiana, un querubín es un tipo de ángel del segundo coro angelical de los nueve que existen. Su nombre proviene del hebreo ‘keruv’, cuyo plural es ‘keruvim’. En latín su nombre es ‘querubín’ y el plural ‘querubín’.

Su nombre, según el cristianismo, significa “los siguientes” o “los segundos”, refiriéndose al coro angelical dirigido por los serafines. Por lo general, están representados en la forma de un niño con alas, o solo la cabeza del niño con un ala en cada lado.

Tienen una característica de los guardianes y, al mismo tiempo, de “transporte”. Se dice que las alas de los querubines se unieron entre sí, por lo que da la imagen de un grupo heterogéneo, que constituye una especie de “carro celeste”: “Sus alas estaban unidas entre sí; cuando caminaban no se daban la vuelta; cada uno marchó cabeza a cabeza “(Ezequiel 1: 9). Su desplazamiento es rápido:” Y los seres iban y venían con la aparición de un rayo “(Ezequiel 1:14). Con el paso de los siglos, la imagen de los querubines se asimiló a la de un ángel infantil. La etimología hebrea para ‘keruv’ tiene el mismo significado de ‘ángel’. Los querubines son seres que solo pueden ser vistos por aquellos que están ‘elevados’ a una dimensión superior, es decir, a un estado en el que el cielo se abre para ellos.

Querubín

El querubín en el judaísmo – El querubín en el Islam

Aunque los querubines están asociados de forma casi única con la religión cristiana, también hay referencias a estos seres en las otras dos grandes religiones: la judía y la islámica.

Varias ramas del judaísmo, incluido el rabínico tradicional, creen en la existencia de los ángeles, incluidos los querubines entre ellos. Sin embargo, existe cierta controversia sobre qué son realmente los ángeles y cómo deben interpretarse los pasajes de la Biblia en los que se mencionan.

Por ejemplo, en la Cabalá hay una fuerte fe en la existencia de los querubines, otorgándoles, junto con otros ángeles, ciertos papeles musicales. Mientras que, por otro lado, uno podría colocar los escritos filosóficos de Maimónides, que otorgan a la Biblia una interpretación neo-aristotélica, interpretando de esta manera que los ángeles son meramente alusiones metafóricas a varios fenómenos de la naturaleza.

Por otro lado, en algunas tradiciones islámicas, los querubines son responsables de transportar el trono de Allah, aunque la verdad es que no hay una referencia explícita a estos seres en el Corán o en los diversos hadices (narraciones sobre la vida de Muhammad).

Algunas leyendas que se refieren a los querubines en esta cultura los describen como seres tan luminosos, que sólo uno de ellos podría iluminar toda la superficie de la Tierra. Durante el Siglo XVII Fakhr Al-Din Al-Turaihi (filósofo), el jefe de los querubines sería el arcángel Gabriel.