Definición y Que Es
Rio de Janeiro

Rio de Janeiro o también nombrado São Sebastião en portugués es la capital del estado homónimo, la segunda ciudad más poblada de Brasil después de Sao Paulo y también una de las ciudades más importantes de Brasil y recibe el sobrenombre de A cidade maravilhosa (“la ciudad maravillosa”) por su belleza. La gente de Carioca o Fluminense se aplica a las personas nacidas en ella.

rio de janeiro

Comúnmente llamado Río es una de los principales recursos culturales, económico y financiero de Brasil, sus paisajes e iconos como el pan de azúcar, la estatua de Cristo Redentor (una de las siete maravillas del mundo moderno) y la celebración del Carnaval son característicos del país.

Debido a la ubicación especial de Río de Janeiro, el relieve de su territorio está marcado por enormes contrastes, aquí se unen como en muy pocos lugares en el mundo montañas altas, enormes lagunas, extensiones gigantes de bosque tropical (bosque atlántico) que comparten espacio con el desarrollo urbano, acantilados rocosos que se elevan abruptamente desde el nivel del mar y hermosas playas que se distribuyen a través de una línea costera de más de 246 kilómetros que incluye las áreas de la Bahía de Guanabara, la costa del Océano Atlántico propiamente dicha y la bahía de Sepetiba.

El clima en Río de Janeiro es tropical, lo que significa que es cálido y húmedo, por lo que la temperatura en la ciudad nunca es demasiado extrema. Los inviernos son suaves con temperaturas que apenas descienden de los 17 o 18 ° C y los veranos son cálidos con temperaturas de alrededor de 30 ° C, aunque debido a la humedad la sensación térmica es algo mayor. Las grandes extensiones de vegetación, la altitud, así como la proximidad al mar, producen algunas variaciones térmicas localizadas. Por ejemplo, en áreas como Petrópolis que es más alta, el clima es mucho más suave en verano, razón por la cual durante años se convirtió en el destino favorito de emperadores y aristócratas para pasar la temporada de verano. Por su parte, las áreas más cercanas al mar disfrutan de una brisa fresca del océano que hace que las noches de verano sean más placenteras.