Definición y Que Es
Sordera

La sordera o pérdida de audición es una limitación con la que muchas personas coexisten, al menos temporalmente, y que se caracteriza por una disminución de la audición, un profesional en el área puede establecer el grado o nivel de sordera de una persona y sugerir exámenes  básicos o una audiometría.

Sordera

Una persona puede desarrollar sordera debido a una condición desde su nacimiento, por herencia, un fuerte impacto o golpe, una enfermedad o infección en el área, estar expuesta durante mucho tiempo a estímulos auditivos muy fuertes también puede causar sordera. Cabe destacar, que un otorrino es un especialista encargado de tratar, diagnosticar e indicar tratamientos por daños en el oído y hasta la sordera.

La audición puede atraer importantes problemas a la salud  a individuos de cualquier edad, aunque es más persistente  o común en personas mayores, entre 60 y 70 años, lógicamente por el deterioro que se presenta en el área auditiva por el paso de los años. En este último caso puede haber un problema hereditario, ser el resultado de padecer una enfermedad, haber sufrido algún trauma, ingerir ciertos medicamentos o haber estado expuesto a ruidos fuertes durante mucho tiempo.

Cabe señalar que la pérdida de la capacidad auditiva puede ocurrir debido a problemas localizados en diferentes partes del sistema auditivo. El daño, de esta manera, se puede encontrar en el oído externo, el oído medio, el oído interno o incluso el cerebro.

Es importante considerar una interrogante ¿La sordera puede causar al afectado problemas para socializar? en definitiva si causa un importante daño en la conexión social del individuo ya que, al no escuchar los sonidos provenientes de su entorno, una persona puede aislarse y desarrollar notables problemas de personalidad por lo tanto, su detección y tratamiento es importante.

Para comprender la audición y su pérdida, es útil tener una idea de la anatomía del oído. El oído es el órgano responsable de la audición y se compone de tres elementos:

  • El oído interno, formado por el caracol (cóclea), el sistema de equilibrio y el conducto auditivo interno.
  • El oído medio ubicado en el tímpano.
  • El oído externo, con el pabellón auricular y el conducto auditivo externo.