Definición y Que Es
Valores Éticos

Los valores éticos son un conjunto de reglas establecidas en nuestra mente, este conjunto de valores es la guía que nos ayuda a actuar con responsabilidad en diferentes situaciones. No existe una clasificación confiable o concisa de los tipos de valores éticos que existen. Culturalmente, hay una serie de “ideas” aceptadas como éticas independientemente del entorno en el que vivimos, y esta es la clave principal: no debemos considerar algo como ético desde un punto de vista personal.

valores éticos

Siempre tendrán que ser decisiones tomadas de valores éticos sociales, por encima de nuestro juicio personal. Por lo tanto, la lista presentada contiene los valores más comunes que se dan actualmente. Sin embargo, entre los valores éticos más relevantes podemos mencionar: justicia, libertad, respeto, responsabilidad, integridad, lealtad, honestidad, equidad, entre otros.

Los valores éticos se adquieren durante el desarrollo individual de cada ser humano con experiencia en la familia, social, escolar e incluso a través de los medios de comunicación. Los valores éticos demuestran la personalidad del individuo, una imagen positiva o negativa, como consecuencia de su comportamiento. Además, puede apreciar las convicciones, sentimientos e intereses que posee la persona.

Los valores éticos se pueden clasificar en dos grupos: Personal y Público.

Valores Éticos Personales

  • Autenticidad.
  • Creatividad.
  • Felicidad.
  • Placer.
  • Amistad.
  • Sensibilidad.
  • Profesional.

Valores Éticos Públicos

Los valores éticos públicos son los valores establecidos en la sociedad para una sana convivencia entre las personas.

  • Solidaridad.
  • Igualdad.
  • Tolerancia.
  • Paz.
  • Diálogo.
  • Libertad.

Por otro lado, vale la pena mencionar que el ser humano vive y se desarrolla en un juicio ético constante , que se refiere a razonar y determinar qué acción, comportamiento o actitud es la más apropiada en un momento dado, de acuerdo con las normas y valores impuestos. por la sociedad. Cuando el individuo se enfrenta a un juicio ético, es importante comprender el problema ético, buscar la mejor solución que no dañe a otros individuos y reflexionar sobre por qué fue la mejor solución para esa situación.