Definición y Que Es
Vph

El virus del papiloma humano (VPH) es el nombre de un grupo de virus común. Hay más de 100 tipos diferentes de VPH. Ciertos tipos de VPH causan verrugas en las manos, los pies o los genitales (pene o vagina) y se denominan “bajo irrigación”. Los tipos de VPH que causan verrugas que se pueden ver en los genitales (vulva, vagina, pene o testículos) o en el ano (espalda) son diferentes de los que causan verrugas en las manos y los pies.

Vph

Hay otros tipos, que se llaman “alto riesgo“. Pueden formarse células nada saludables o se puede decir anormales en el ano o el cuello uterino, existen casos donde se desarrolla cáncer si no han realizado ningún tipo de tratamiento médico. El VPH puede infectar a cualquier persona que sea sexualmente activa.

Una persona puede no saber de inmediato o nunca, si se ha infectado con el VPH. Y muchas personas que tienen VPH nunca tienen verrugas ni ningún cambio de células en el cuello uterino o el ano. Es diferente para cada persona. Muchas veces el VPH no produce ningún síntoma. El VPH puede tratarse y controlarse si se desarrollan los síntomas.

Observa cambios en la piel, como granos sin pus o piel levantada en o cerca del pene, la vagina, la vulva, el ano, los testículos o el área donde la pierna se une al torso (“ingle” en inglés). Eres mujer y eres sexualmente activa (tienes sexo). Las mujeres que están teniendo relaciones sexuales deben someterse a un examen pélvico, una prueba de Papanicolaou y pruebas de enfermedades de transmisión sexual.

Si es hombre y es sexualmente activo (tiene relaciones sexuales), debe hacerse un examen físico todos los años y hacerse una prueba de enfermedades de transmisión sexual. La vacuna Gardasil-9 HPV previene la infección con nueve tipos de VPH asociados con cánceres de cuello uterino y verrugas genitales. Lo recomendable y que en algunos países ya es aplicado, es colocar a vacuna antes de iniciar las relaciones sexuales.

La cantidad de dosis ha tenido controversia, algunos expertos consideran que son tres y otros recomiendan sólo dos, con tiempos prudenciales y que solo el médico tratante es el más indicado para informar.